La sostenibilidad social un cambio necesario y urgente que  debería haberse atajado hace tiempo. Siempre a través de la concienciación y la educación, para no llegar a la confrontación y a las prohibiciones.

La sostenibilidad cambio necesario

Todas estas preguntas no existirían si la sociedad fuera consciente de lo que representa la sostenibilidad. Si los agentes sociales hubiesen estado dotados de herramientas para preparar a la sociedad frente a un cambio tan radical. Si se hubiera invertido en marketing social.

Si las cosas se hubieran hecho bien, hoy no estaríamos divididos,  y todos los ciudadanos serían conscientes y parte activa del proceso hacia la sustentabilidad.

La sostenibilidad un cambio necesario

Los ecologistas llevamos décadas advirtiendo del cambio climático, la contaminación del aire, el suelo y el agua,  del grave problema de la basura. Siempre nos tomaron como tremendistas, anarquistas, anti sistema, perro flauta y miles de etiquetas y descalificaciones. Venimos advirtiendo que el modelo de producción lineal, de creación de productos de uso y tire debe tender hacia el modelo circular. Que los hábitos de consumo de derroche, avaricia y expoliación de la naturaleza y los recursos naturales debe cambiar, no tenemos un planeta infinito. Que el uso de la energía debe pasar de fósiles a renovables. Que el cambio se debe provocar en cuanto a la mentalidad, dejando paso a la generación del talento humano, contra la del dinero y acumulación de objetos como símbolo de éxito.

Los ecologistas lejos del tremendismo hemos ofrecido alternativas al cambio de modelo, pero los grandes detractores…Empresas, lobbies y monopolios que dominan a los gobiernos son los que impiden su libre ejecución. Como contra partida cada vez hay más eco emprendedores, empresas verdes y empresarios que invierten en economía sustentable.

Algunos ejemplos:

  • Producción de productos biodegradables
  • Cosmética sin testar en animales
  • La Industria automotriz avanza a pasos agigantados en los coches híbridos y eléctricos.
  • Agricultura ecológica
  • Elaboración artesanal

La desinformación como arma de destrucción

Otro tema de controversia son los carriles bicis y las restricciones al tráfico. No es un capricho,  bajar las emisiones es una obligación que impone la U.E. “Quién contamina paga” es la premisa. 

Por este motivo de peso, se comienza la transición arquitectónica de las ciudades y el fomento del transporte público, pero la desinformación en materia medio ambiental actúa como debilitador social, llevando el mensaje “la sostenibilidad es un cuento de perro flautas”. Imagina cuantos intereses están detrás del uso de tu coche?.

Las excusas:

Hay personas que jamás han salido de España, como mucho han visitado algún País Europeo y opinan que los medios de transporte público son pésimos. A mí me avergüenza esa excusa absurda por no abandonar la mala costumbre del coche.
Aire acondicionado, televisión, app para saber horarios, puntualidad, comodidad, tarjetas de pre pago que bajan a la mitad el coste del viaje, tarjeta dorada para los abuelos, sincronización entre metro-tranvía. En autobús durante una hora puedes cambiar de línea sin volver a pagar el billete. Taxis eco que no contaminan ni hacen ruido, ……etc. Por no hablar que con 30 euros al año dispones de bicicletas con infinidad de estaciones en toda la ciudad.
No hay excusas, no hay voluntad!…….Es tan simple como llegar (si no eres de la ciudad), en metro o cercanías  y coger bici, tranvía, metro o autobús. Lees mientras viajas, no te estresas con el tráfico y menos buscando aparcamiento. Es mucho más económico que mantener las 4 chapas contaminantes que te hacen creer que tienes estatus. …Es cuestión de hábitos y educación. De abandonar la zona de confort egoísta, para pensar en las generaciones actuales y futuras. Es simplemente cambiar el chip y usar el coche cuando sea necesario, con esa simple acción ya estás cambiando algo. Coge la bici y disfruta de la ciudad, del río Turia, haces ejercicio y contribuyes a proteger el planeta. 

 

La acción gubernamental

Aquí nuevamente radica el error. No solo dejan al ciudadano sin información y educación para la transición social, sino además no colaboran en dicha transición. Un ejemplo de ello es el impuesto al sol llevado a cabo por el gobierno de Mariano Rajoy, impidiendo que se desarrolle el sector a nivel Nacional y por supuesto,  obligando al ciudadano a depender de una energía cara y contaminante. La transición a la energía renovable tiene una gran mano negra  a nivel políticas de gobierno.

Otro error radica en el control de las empresas, si la premisa de la U.E es quien contamina paga y nuestra sociedad se basa en el dinero y el consumo, no en el consumo responsable y la educación del consumidor…Las empresas siguen sin  pasarse a una producción sostenible, sigue siendo más rentable contaminar y pagar.  Las medidas deberían favorecer además a quién no contamina.

Se trata de premios y castigos. De motivar la transición.

Ejemplos:

  • Reduce el packaging de tus productos y te beneficias de descuentos fiscales
  • Cumple objetivos sostenibles y apoyaremos a tu empresa con premios a la innovación medio ambiental

 

Lo más importante, todos los agentes sociales deben trabajar para la transición,  y para ello deben estar formados en materia medio ambiental,  para combatir a los debilitadores sociales. A todos  aquellos que no quieren una sociedad sostenible,  no solo a nivel medio ambiental. Sino además son debilitadores de la sanidad pública, de la educación pública y están a favor de que  jamás seas libre de este sistema de consumo caduco.

Abre los ojos!!. Hay muchos intereses económicos  detrás de continuar con el ecosidio.

En próximo artículo abordaremos la sostenibilidad social.

 

Desde este humilde espacio,  doy lugar a la divulgación de todo proyecto cuyos ideales vayan por delante del dinero.

  • No al trabajo esclavo en la Industria textil
  • No al maltrato animal
  • Relocalización de la economía
  • Agricultura ecológica
  • Turismo sostenible

Si quieres que conozca tu emprendimiento verde, contacta conmigo

Contacto

 

Te puede interesar sección ecología ecocidio