“El Gobierno de Canarias impulsa, fomenta y defiende que un juego de fútbol y dos de estrategia en tiempo real sirven para enseñar en las aulas a usar de forma responsable los videojuegos.

Y lo ha hecho seleccionando en junio a 20 centros, en su mayoría en Tenerife, a los que subvencionará con 6.000 euros a cada uno para que del 11 de octubre al 20 de diciembre se desarrolle la competición en horas extraescolares“.

Videojuegos en el aula

El debate ha comenzado y desde mi humilde punto de vista, la era  digital ha venido para quedarse y no podemos continuar con viejos modelos educativos que no motivan a los educandos. Además de continuar inmóviles y atados a viejos discursos y esquemas  generacionales: “Los nuevos tiempos son peores que cuando nosotros eramos pequeños”. Una forma de combatir la obesidad, los niños enganchados a la red y la falta de conocimientos que lleva a la inseguridad en el medio digital “Grooming“…..Es educar, asumiendo que los tiempos cambiaron y adecuarnos a ellos intentando mitigar lo negativo y positivizando en aprendizaje digital….

Un caso real: Ayer un papá me contaba que en Fornite hay escameo.. Términos que manejan los niños y desconocemos, juegos en línea donde el niño debe tener supervisión de los padres, de padres que entiendan lo que sucede en el medio digital.

Pretender detener el progreso social, es como intentar retener a la crisálida para que no se convierta en mariposa

La escuela debe adaptarse a la era digital y para ello son los educadores los primeros que no pueden, ni deben ser analfabetos digitales. En las redes, en los video juegos hay una sociedad digital, nuevos peligros que no podemos desconocer. Prohibir nunca es recomendable, siempre es mejor aconsejar,  educar, acompañar.

La crítica más sonada: “La propia Consejería de Educación reconoció que el proyecto de la liga escolar de e-sports colabora con la empresa Electronic Arts y con Movistar, que además de tener equipo de e-sports cuenta con un canal específico donde emite competiciones o programas relacionados con los videojuegos de competición”.

En este punto acuerdo que se está dando acceso a la escuela pública a empresas que se lucran con los niños enganchados a la consola, pero para eso están los docentes, para generar debate y reflexión. Las compañías de videojuegos ya tienen acceso a nuestros niños y jóvenes. Aquí es donde la escuela debe colaborar en generar responsabilidad en el uso,  para mitigar la adicción y el sedentarismo. Probablemente sea la puerta de entrada de la educación a la era digital.

Enlace prensa El Diario. es Canarias

También te puede interesar

Seguridad para los niños en Internet

El auge youtuber y la educación parental