Bajo el hashtag “Consume responsable“, un año más en Vaquera del espacio fomentamos el consumo local, la re-localización de la economía.

Como  consumidora, también caí en el engaño del gigante Asiático, hoy no consumo nada que no proceda de la Unión Europea o por lo menos lo intento. Comprar en Inditex, si bien es una empresa Española,  es darle de comer a un gran evasor fiscal, a un monopolio que destruyó muchos pequeños comercios  por la competencia desleal y dejó sin empleos a muchas costureras por llevarse la producción a países de explotación. Muchas personas argumentan que dan empleo y es cierto, le dan empleo precario a mucha gente y entre esas personas, a muchos que han tenido que bajar persiana para pasar a ser trabajadores a sueldo. Otro ejemplo saliendo del textil, el de los muebles con Ikea, a cuantas familias dejó sin empleo, a cuantos carpinteros artesanales y empresas familiares españolas quebró?. Hay tantos ejemplos como grandes monopolios y oligopolios con tanta fortuna,  que presionan a los gobiernos para cambiar leyes laborales y fiscales.

Según un informe presentado este jueves en el Europarlamento, la empresa de Amancio Ortega habría utilizado distintas técnicas para ahorrarse esta cantidad entre 2011 y 2014. Estima que el grupo de Zara eludió pagar más de 218 millones en España en esos años. Diario Público

Consume responsable estas navidades

Consume local, en tu barrio, tu ciudad, tu País y la Unión Europea. La globalización nos trajo desempleo, explotación en países del tercer mundo, precariedad laboral, transgénicos entre muchas otras cosas con el TTIP. Re-localicemos la economía a través de un consumo responsable, de cercanía aunque compres online.

Recuerda que una sociedad y economía basada en el consumo, el poder y la última palabra la tiene el consumidor: TU!. Basemos el consumo en la sostenibilidad

  1. Consume artesanal
  2. Consume sostenible: Lush cosmética o moda slow
  3. Consume solidario