8M 2021 tiempos de feminismo creativo: Soy feminista, he ido (excepto el año pasado por coherencia), a todas las marchas. Fomento y hago pedagogía sobre la importancia del feminismo en redes (mujer sororidad en Facebook) y blog. Pero una manifestación 8M 2021 me parece un planteo fuera de lugar.
Sectores destrozados por las restricciones de la pandemia, no solo la hostelería y el comercio…. Sino además la cultura, alimento del alma de una sociedad…
Miles de sectores que llevan 1 año tirando de ahorros y sobreviviendo porque no pueden trabajar…………En lo afectivo-social……….los mayores aislados de sus nietos, deportes suspendidos y tantas cosas más que la pandemia y la falta de contacto social trae a colación ………….y hablamos de manifestación??….. Reinventarse es la palabra de moda, aplicarla para este año. La lucha continua y estoy completamente a favor…. Pero con otras fórmulas.

8M 2021 tiempos de feminismo creativo

  • Todas los perfiles de redes sociales con una imagen potente sobre la importancia social del feminismo.
  • Todos los balcones color morado
  • Todas las personas con un pañuelo morado en el cuello
  • Las redes con pago en ADS que INCENDIE con pedagogía feminista, que sea lo único que veas el 8M… Nuestra fuerza, nuestra tenacidad, nuestras mujeres invisibilizadas en la historia, nuestra energía creativa para dar vida a una sociedad de valor.

Una manifestación nos convierte en aquello que hemos repudiado, desmarcarnos y reinventarnos nos hace más fuertes. Sé que esta postura no es bien recibida por muchas que sienten,  con toda la razón,  que las únicas cuestionadas somos nosotras.

A lo largo de la pandemia hubo infinidad de manifestaciones: negacionistas, antivacunas, golpistas, ultraderechistas, sectores en lucha por plan de ayudas……Y a nosotras nos ponen en la diana???. Es cierto!!…Pero dividirnos, polarizarnos… nos aleja de la tan ansiada sororidad. No debemos alejarnos de las causas que impulsan al movimiento social transversal del Siglo XXI. Yo apuesto por un feminismo creativo y unificador. Al patriarcado es fácil vencerlo con lo que carece: inteligencia. No son tiempos de manifestaciones multitudinarias y ello no implica que la lucha no continúe.