Crecimiento personal a través del dolor es el tema que abordo hoy en la sección cuestión de actitud de Vaquera del espacio

Crecimiento personal a través del dolor: sanación emocional

En el algún momento la vida se pone insoportable, la palabra esperanza desaparece del vocabulario. Es muy difícil devolverle la fe a alguien que está padeciendo un tormento, resultan palabras vacías, un insulto a la inteligencia.

Vivencia en primera persona

Las vivencias en primera persona son las que llegan, alguien que desde la auto superación te habla del dolor y  de la curación. Por eso desnudo mi alma.

Hasta la mitad de mis treinta años mi vida transcurría con experiencias, aventuras, esfuerzo, lucha… pero sin demasiadas complicaciones. Se podía resumir en una vida plena, con muchas metas alcanzadas a temprana edad….. Hasta que el cáncer llegó a mi vida a través de mi madre, en ese momento bajé al infierno, descubrí la decepción, el dolor, la crueldad, el abandono de las personas que habían prometido cuidarte. Durante los 6 años que duró la tortura de la enfermedad que se llevó a mi madre, tuve a mi hijo y me divorcié de forma contenciosa con amenazas, insultos y vejaciones a toda una familia….La vida se complicaba con sus dulces y amargos intensos. Fallece mi madre y me atropella la crisis laboral con 40 años, divorciada y con un hijo, como regalito deudas del divorcio que hacían más pesada la carga. Hasta antes de la muerte de mi madre podía sonreír, porque a pesar de la dureza de las vivencias, la tenía a ella….Una mujer fuerte, digna, viva, divertida y llena de vida hasta su último suspiro. Cuando ella partió, partió también la enfermedad y sentí un alivio….Hasta que descubrí la ausencia absoluta , que se hacía mas aguda con el paso del tiempo. Esperas despertarte y que tu madre simplemente haya vuelto de ese largo viaje. La vida pesa tanto que levantarse a la mañana es todo un esfuerzo….Puedo afirmar que ha sido el amor de mi hijo, de mi familia y amigos mi adrenalina para seguir adelante, día tras día….A pesar de los miedos, las decepciones y ausencias.

La actitud

La actitud ha sido mi tabla de salvación: no quedarme anclada a la queja, sacar la cabeza del agujero y asumir los problemas como parte de la vida. Las palabras de mi madre me resonaban en la cabeza: Vamos Flor!!! vos podés!!!!. Arriba, siempre arriba!!!. Y por ella, en homenaje a ella….luchaba día tras día. Su recuerdo de esas conversaciones sinceras, de sus consejos….de allí sacaba las respuestas que necesitaba.

Las personas que te rodean

Las que han  bajado al infierno contigo, que han creído en tus potenciales y tu capacidad de lucha, que comprendieron tu duelo y tuvieron paciencia… Las que te han cobijado en el mayor tormento de tu vida, todas ellas merecen tu mayor gratitud……Por ello me he vuelto muy selectiva y no pierdo el tiempo con gente que no me interesa. Soy radical en la selección de personas que me rodean, no toxic es mi lema!. Rodearte de malas personas en un tormento emocional puede llevarte al caos.

Pasados 6 años

Hoy 13 de diciembre de 2017 han pasado 6 años de la ausencia de mi madre, si bien nunca nada reemplazará su ausencia, mi curación emocional ha llegado de la mano del amor en todas sus variantes. La curación ha llegado a través de  positivizar una experiencia de la que he sobrevivido, de la resiliencia aprendes a valorar de forma amplificada las pequeñas cosas….Vas recuperando poco a poco las esperanzas en ti mismo y en la vida, con ellas la fuerza y cuando te quieres dar cuenta….simplemente vuelves a ser feliz y a recuperar la sonrisa.

En homenaje a mi madre, intentaré acercarme lo máximo posible a su modelo de mujer, madre y persona. Nadie muere si se la recuerda!.

Si estás pasando por un tormento, ánimo!. Como dice el refrán….”Lo que no te mata te fortalece”.

También te puede interesar Depresión, el perro negro