Tambien la lluvia Iciar Bollain

Una película llena de paralelismos, una obra de arte, de recomendación obligatoria.

La Evangelización ha sido una excusa del pasado, la expoliación actual ni siquiera necesita excusas.

 

Eduardo Galeano: El descubrimiento

Vinieron. Ellos tenían la Biblia y nosotros teníamos la tierra. Y nos dijeron: «Cierren los ojos y recen». Y cuando abrimos los ojos, ellos tenían la tierra y nosotros teníamos la Biblia.

12 de octubre  Nada Que Celebrar

Una película ideal para la víspera del 12 de octubre. Aprovecho la temática  para dejar una reflexión personal al respecto del genocidio y expoliación de América.

Cuando era pequeña, en la escuela del proceso militar Argentino, afines a la iglesia como toda dictadura, festejábamos el 12 de octubre como la Evangelización de América…. una visión benévola que trajo progreso, no fue hasta la llegada de la democracia donde el adoctrinamiento cristiano dejó de estar amparado por los militares y comenzamos a estudiar en la escuela este día como el gran genocidio del Siglo XV-XVI.
De adulta tuve la suerte de conocer Méjico y experimentar en primera persona la arqueología maya, sus adelantos en astronomía, en sistemas de alcantarillado que los protegía de las pestes que mataba a los Europeos que cagaban y comían en el mismo lugar como los animales. Durante la Conquista no solo trajeron muerte empuñando armas, violando y esclavizando, sino además trajeron sus enfermedades por hacinamiento. Robaron, saquearon y exterminaron toda cultura, invadieron y dejaron sus semillas que repudian. Creo que es tiempo ya de revisar la historia y empezar a llamar a las cosas por su nombre.
No ha sido una Conquista , ha sido el exterminio de toda cultura y el saqueo continuo de Europa a América Latina. La historia está escrita, el problema es como se interpreta y se enseña en la escuela. 

En resumen el 12 de octubre es un día muy triste. Para la óptica de los católicos… evangelizaron a salvajes, para personas limpias de religiones y supersticiones fue un genocidio en nombre del Dios católico. Para la España de la corona fue una conquista, para los Latinoamericanos un saqueo en toda regla. Por ello el 12 de octubre YO no tengo nada que celebrar.