Un término que me pareció apropiado para describir a las personas que carecen de empatía.

Discapacitado emocional

Cualquier tipo de incapacidad física puede desarrollar o potenciar  otras capacidades, un ejemplo claro son las personas invidentes, que desarrollan el oído a través de falta de un sentido como la vista. En el caso de la discapacidad emocional, sumamos la carencia absoluta de poder desarrollar otra capacidad de la misma característica, hablando de términos emocionales..

Un niño criado sin amor, rara vez como adulto, aunque reciba todo el amor que no ha recibido de pequeño, pueda desarrollar amor. Tal vez logre adoctrinar su empatía, pero desconoce el auténtico valor del amor.

Ese aprendizaje de la “empatía”, le permite mostrarse hacia los demás como una persona “equilibrada emocional”, pero en su interior solo yace resentimiento,  y ese resentimiento convierte a la persona en un individuo que se mueve solo a través del odio. “El odio es un veneno que tomas tú, esperando que el otro muera”.

Un niño criado sin amor, de adulto se acomoda a situaciones en la vida y cuando esas situaciones ya no le conviene a sus objetivos,  o razonamiento lógico, simplemente se mueve de lugar. Un niño criado sin amor, es un adulto desamorado. Un adulto incapacitado a abrir su corazón al diálogo, a la comunicación sincera o a cualquier tipo de sentimiento donde se necesite renunciar, sacrificar cualquier concepto estático  por altruismo. Donde el yo queda en segundo lugar frente a las emociones.

Cómo detectar a un discapacitado emocional?.

-Su mayor preocupación es la imagen. Se preocupan desmedidamente por su imagen, han tenido que adoctrinar su empatía. Vestimenta, aspecto físico,  pero además son personas que miden hasta el más mínimo movimiento o gesto.

-Son personas que cambian de casa, amigos, entorno. Nunca se sienten felices, ni plenos.  Básicamente porque lo que persiguen es vacío de sentimientos y su meta es alimentar solo una imagen sin alma.

-Son personas muy agresivas, que contienen su odio y lo focalizan, pero saben perfectamente cuando atacar, generalmente de forma cobarde.

-Son personas que no tienen nada profundo que comunicar, porque están vacías a nivel espiritual.

-Son personas pesimistas y negativas, culpan al mundo de sus propias miserias, son incapaces de hacer autocrítica.

-Son personas que no aprenden de ninguna experiencia vital, porque no intiman jamás con su interior.

-Son personas que rara vez demuestran sus emociones, básicamente porque carecen de ellas. Como máximo viven períodos de enamoramiento.

-Son personas que reducen el amor que puedan dar, a cosas materiales. Es decir, legan  lo mismo que han recibido. Nada envuelto en apariencias.

-Son personas cuyas motivaciones surgen del odio y el resentimiento, del querer demostrar lo que no son. Por lo tanto, se retroalimentan constantemente de más odio.

-Son incapaces de ver la esencia de la existencia humana, las pequeñas grandes cosas de la vida.

-Son incapaces de amar. Son discpacitados en emociones.

-Son incapaces de perdonar. Relacionado el perdón

Si detectas a un discapacitado emocional, aléjate. Siempre está en busca de víctimas para alimentar su falso ego, para intentar llenar sus carencias afectivas.