¿Quién dijo que ser emprendedora es fácil?. Es lo que siempre me recuerdo para automotivarme, porque trabajar en remoto desde casa te convierte a ti mismo en tu único  coach y mentor. Aunque reconozco y agradezco la existencia de muchas orejas amigas,  que me aconsejan y me ayudan a no rendirme cada día.

¿Quién dijo que ser emprendedora es fácil?

Ser emprendedora es uno de los caminos más difíciles que he emprendido en mi vida (valga la redundancia). Incluso más difícil que dejar mi país,  zona de confort,  casa,  trabajo y  seres queridos. Porque emigrar había sido un proyecto meditado, sin embargo emprender ha sido  pura supervivencia. Ha sido sacar todos mis recursos personales, saberes y experiencia…. para preguntarme a mi misma que tengo para ofrecer.

Docente de profesión…. Autodidacta al 100% en la era digital por unos cuantos disparadores:  descarte del mercado laboral (formación para trabajadores en activo Fondo Social Europeo) por el año 2010…  gracias a los recortes de fondos para formación …. Coincidiendo con la crisis económica en España… una fuerte crisis a nivel personal (un divorcio demoledor y la muerte del mástil de mi vida: mi madre). Sumado a todo ello  mi tan ansiada  maternidad y rozando los 40 años… BOOM!. ¡Toca reinventarse o morir!. Sacudirse la depresión,  o hundir a los que vienen detrás en la miseria.

Mi marca personal se fue construyendo poco a poco….y de a poco, he llegado a la  pedagogía en la red como redactora y divulgadora de contenido digital. Todo este proceso en el que continúo,  fue un poco al azar….. o tal vez,   producto de rodearme de personas altruistas que me enseñaron a cambiar mi mentalidad.

 

Las desventajas

  1. Renuncias a la tranquilidad, a la enorme seguridad y estabilidad que te ofrece un salario, a las vacaciones retribuidas, a horas de trabajo estipuladas por convenio. ……… Las renuncias también  representan fines de semana trabajando o estudiando, madrugadas, festivos y lo que toque!……. para ser competente en el trabajo que desempeñas.
  2. Un trabajo que necesita de  formación  permanente,  no puedes bajar la guardia o quedas completamente defasada, sin nada que ofrecer..  En la era digital no puedes ejecutarlo todo, pero sí tienes que saber dar todas las respuestas a tus clientes  y  sus necesidades de transformación digital con la mayor honestidad.
  3. Un trabajo que no te permite desconectar de la red….. Porque debes  cuidar las redes de tus clientes como una guardiana digital.

Los beneficios

Estar presente en casa, poder ir a buscar a mi hijo al cole, hacer los deberes con él…….Pero además de la valiosa libertad de estar presente en la vida de mi hijo, de trabajar en pijamas o en la playa si me apetece, el  valor añadido más importante…es que puedo elegir los proyectos con los que voy a trabajar y hacer que mi trabajo siempre sea motivante y apasionante. Además de ser mi propia jefa,  mentora y estar bajo la única presión de mis propias exigencias profesionales.

En la balanza los beneficios superan a las desventajas y tal vez por ello no tiro la toalla. Porque incluso la incertidumbre económica de  no tener un salario fijo, me permite  romper cualquier tipo de techo de cristal o grillete,  y estar abierta a la posibilidad cada día de un nuevo proyecto o porvenir,  que tal vez ni imaginaba, ni esperaba alcanzar.

Te puede interesar sección social networking de este blog.