Las relaciones son como el yogur, tienen fecha de caducidad. A mis casi 50 tacos puedo afirmar esta teoría. Si bien hay relaciones que rompen con esta premisa y logran superar todos los obstáculos vitales  que van surgiendo en el camino..¡Mis más sinceras enhorabuenas!.. La mayoría sucumbe!.

En tiempos en que el divorcio no era legal o estaba mal visto, la mujer aguantaba estoicamente, en la actualidad nos sentimos libres y fuertes para aspirar a una merecida  segunda oportunidad.

Las relaciones son como el yogur

Las relaciones tienen una vida media de 7 a 10 años, a partir de ahí la decadencia es inminente. Es cuando pasas a ser madre, ama de casa, hermana, socia, compañera de piso, amiga…. Todo menos mujer. Es cuando te conviertes en un mueble más de la casa. Si la situación económica lo permite, la relación la salvan los viajes, el tener una segunda residencia donde huir cuando te aburre encontrarte con el otro, un hobby para perderlo de vista un rato, una carrera profesional que atender y que te mantiene fuera de casa, etc.. Cuando eres pobre o tienes hijos,  el nivel de dificultad sube  bastante,  y solo basta ver lo que la pandemia y el confinamiento ha dejado como consecuencia en las relaciones: un abrupto aumento de los divorcios.

Me cago en Disney y en los putos cuentos

Príncipes, princesas y el corrosivo amor romántico 

Tanto a hombres como a mujeres, nos educan emocionalmente para formar una familia. Te dicen que sin pareja estás incompleta/o. Te dicen que sin hijos nos has cumplido la mejor y más maravillosa misión en la vida. ¡Todas falacias!……y basta que alguien sacuda el tarro para que la venda se caiga. Aparece el príncipe azul que te susurra al oído  y te dice todo lo que te gustaría escuchar…. Pasas de pasearte en pelotas delante de tu pareja y sentirte transparente, a moverte el pelo de los hombros y que la nueva escoba se encienda,  como si fuera el acto más erótico nunca visto. …. Como decía mi madre: toda escoba nueva barre bien!. Por ello ante estos signos,  cuidado!. Si estás pasando por un bache, esperar que un príncipe te rescate y te lleve a otro castillo, es volver a la casilla de salida. La mejor opción es tomar una decisión sin esperar nada de nadie. Hay que estar atenta al erotismo que despierta la recién divorciada.

El erotismo de la recién divorciada

Si estás esperando el rescate del príncipe azul que destiñe en su corsario blanco, solo atraerás a buitres adictos al erotismo de la recién divorciada.

No sé que encanto inmoral y sucio, despierta erotismo en las cenizas de otra relación. Parece que  erotiza la vulnerabilidad… el rol de macho salvador….. Que en la mayoría de los casos se vuelven en los cobardes de turno, que desaparecen más pronto que tarde, cuando el juego deja de ser juego y se vuelve realidad. Al fin y al cabo…. Quién quiere comerse los marrones de otro?. De un plis plás el erotismo de la recién divorciada se convierte en “mujer con mochila”.

No olvidemos que al  hombre se lo educó emocionalmente para elegir una mujer para él, casadera, paridora….Y no lo digo yo!: lo dice la antropología, desde las cavernas, por intermedio de las religiones, acuñada por las tradiciones sociales, culturales y familiares…..

Conclusión

Tal vez sea hora de acabar con esta herencia memética y cultural. Con lo que se espera de nosotros,  y empezar a construirnos  sin esa presión social. Con esto no estoy diciendo que no formes pareja o no tengas hijos, pero si lo haces que no sea por miedo a la soledad, por salvar una relación que es crónica de una muerte anunciada… Que no sea por cumplir un mandato social.

Si ya has formado familia y estás pasando por esa etapa inevitable en la que te sientes un mueble, antes de derrumbar tu relación busca ayuda profesional…No sirve el amigo/ a soltera o divorciada que te animará a tirar la toalla……. Si tu relación es sana y solo es aburrida, puedes encontrar la pimienta que sazone y te ayude a superar el bache, incluso puede que salga fortalecida y que la segunda oportunidad sea elegir de nuevo al otro.

Si la relación es tóxica, de supremacía, dependencia, etc….. No hay nada que rescatar, sálvate a ti misma, has el duelo……Cuando te encuentres fuerte emocionalmente atraerás gente con buenas vibraciones, podrás construir relaciones sanas. Nunca esperes que nadie te rescate!. ¡La única tabla de salvación eres tu misma!

Vaquera del espacio