Espai verd será el primer artículo,  que abrirá una nueva sección titulada  Valencia me enamora,  que se centrará en el paisaje y el urbanismo. Porque en Valencia conviven la historia y la vanguardia en un equilibrio perfecto. El centro histórico de Valencia es uno de los más grande de Europa, ciudad fundada por los romanos en el año 138 a. C.  Además enseñaremos al visitante la Valencia marítima y la valencia de la huerta, cargadas de cultura, tradiciones y construcciones típicas valencianas que no verás en otro lugar del mundo.

Con casi dos décadas viviendo en Valencia, aún esta ciudad me sigue enamorando. Les parecerá raro, pero siento que esta ciudad tiene vida y me susurra cada día un nuevo descubrimiento,  que convierte el enamoramiento en un profundo sentimiento. En esta sección quiero transmitir al visitante, todo lo que Valencia tiene para ofrecerles fuera del itinerario turístico.

Pueden saber más a cerca de turismo en Valencia en sección viajes y turismo de este blog. Visita al casco antiguo, museos, playas, festividades, jardines, Ciudad de las artes y las ciencias, La Marina, qué hacer con niños y mucho más….

Espai verd el futuro del futuro

Miles de veces he pasado y contemplado este edificio de camino a la playa, pero ayer me acerqué a tomar fotos, algo difícil porque está oculto entre la vegetación,  a pesar de estar a 3 min del centro de Valencia. Hable con los vecinos, tomé fotos,  y antes de ir…. Me interioricé de lo que el arquitecto quiso crear: un templo verde, viviendas donde el urbanismo se une al humanismo, donde cada vecino es partícipe de la toma de decisiones,  que no consisten en reuniones frías de propietarios, sino en auténtica convivencia vecinal.

El entorno

Se encuentra en el barrio de Benimaclet, barrio muy popular y multicultural, debido a la cercanía con las Universidades y la buena comunicación en tranvía, tanto con el centro de Valencia como con las playas. Con  mucha vida nocturna, pubs, tiendas alternativas y terraceo. Cargado de historia,  debido a que recién en 1972 pasó a ser un distrito de la ciudad, porque Benimaclet desde el año 1878 fue un municipio independiente, cuyos orígenes  están en una alquería andalusí que cayó en poder de Jaime I en la campaña para la conquista de Valencia….En este barrio se encuentra un edificio que es el futuro del futuro, construido a principio de los años 80 y visitado por arquitectos del mundo entero. Su arquitecto,  Antonio Cortés Ferrando (Callosa d’en Sarrià, Alicante, 1949)

Espai verd pionero en sostenibilidad, ecologismo y tecnología

We need your consent to load the content of YouTube.

If you click on this video we will play the video, load scripts on your PC, process your personal data and save cookies in cooperation with Youtube [Google Ireland Limited, Ireland] as joint controllers. With the help of cookies Google is able to follow peoples‘ activities in the internet and show advertising geared to the target group. You will find further information here.

PHA+PGlmcmFtZSBzcmM9Imh0dHBzOi8vd3d3LnlvdXR1YmUuY29tL2VtYmVkL1JkWkZjWWRlV3pBIiB3aWR0aD0iNTYwIiBoZWlnaHQ9IjMxNSIgZnJhbWVib3JkZXI9IjAiIGFsbG93ZnVsbHNjcmVlbj0iYWxsb3dmdWxsc2NyZWVuIj48L2lmcmFtZT48L3A+

Cuando hace 30 años atrás nadie hablaba de viviendas sostenibles, de domótica y economía colaborativa, Espai Verd ya era una realidad!. Por supuesto muy criticada por los arquitectos más conservadores. Recién en la actualidad se comienza a comprender lo que este genio futurista,  nos quiso hacer ver a través de su obra.

Cortés  unió sus dos pasiones: arquitectura e informática.  Cortés fue pionero en la rama de la arquitectura del paisaje, ya que diseñó todos los jardines comunes del edificio: «Todos los vecinos somos ahora jardineros».
El creador de una de las utopías urbanas más fascinantes y desconocidas del país, aquella que permite vivir en el centro de la ciudad sin desvincularse de la naturaleza, lleva unos cuantos años dedicado a su nuevo proyecto: el Nodo de Comunicaciones Avanzadas. «En el futuro todo hablará entre sí, las personas con las casas, las casas con los robots, los robots con los coches…», explica Cortés. Él, como los demiurgos que protagonizan los mejores relatos de ciencia ficción, sabe que el futuro se empieza a construir a cada instante.

Los tres componentes

Ecológico

Además de construir un edificio verde, ajardinado, cooperativo…instaló un sistema de recogida de basuras en el que desde cada vivienda se pudiera arrojar los desperdicios directamente al cuarto de contenedores.

Tecnológico

Antonio Cortés ya intuía en aquella época que el trabajo desde casa a principios del siglo XXI sería lo habitual. Para ello, acondicionó todas las viviendas con una red de banda ancha. En la década de los ochenta casi nadie sabía lo que era internet. Tan clara tenía Cortés su utopía tecnológica que construyó un estudio con acceso independiente en cada vivienda del Espai Verd para que sus futuros habitantes pudieran trabajar sin moverse de su vivienda

Humanismo

El arquitecto se inscribe como cristiano, socialista y humanista. Uno de los lugares de los que Cortés se siente más orgulloso en este Espai Verd es el oratorio interreligioso, un pequeño habitáculo con olor a cueva en el que no hay ni una sola imagen religiosa. Por aquí han pasado los mayores representantes de las iglesias del mundo: la luterana de Estados Unidos, la del judaísmo, el budismo, el hinduismo o el islamismo. «En esta mesa en la que ahora estamos merendando, han estado hombres y mujeres de todas las religiones reflexionando acerca del mundo que nos rodea», comenta Antonio

Espai Verd cuenta con ciento ocho viviendas, una especie de adosados en el aire que suponen 21 000 kilómetros cuadrados construidos en vertical. Aquí hay pisos normales, dúplex, tríplex y hasta cuatro cuádruplex. Por su complejidad y magnitud, Espai Verd fue construido en cuatro fases. Las dos primeras terminaron en el año 1992, la tercera y cuarta en el año 1994.

Ahora comprenderás porque debes conocer este edificio en Valencia.  Lo encuentras en Carrer del Músic Hipòlit Martínez, 16, 46020 València a 3 min del centro de la ciudad, acceso en tranvía a la playa de la Malvarrosa. 

No te pierdas próximo artículo en Vaquera del espacio sección  Valencia me enamora: El Cabañal.

Extraído de entrevista al arquitecto espai-verd-una-catedral-urbana/