Programas de inserción laboral:  se está dando un fenómeno complejo, los programas de inserción laboral no están diseñados para personas cualificadas con bagaje de experiencia profesional y personal….Las/los orientadoras laborales no tienen herramientas, formación,  ni experiencia para abordar esta problemática…..También te encuentras con pocas, pero algunas/os mediocres enchufadas que ante el temor de encontrarse con gente más cualificadas que ellas/ellos buscando empleo, se asustan y en lugar de aportar, intentan lapidar más al que pide ayuda desesperada, que está al borde de la exclusión y la depresión,  porque se encuentra perdido/a o se siente desechable. Todo este  mal funcionamiento sale de dinero aportado por el Fondo Social Europeo, dinero púbico mal empleado y mal gestionado, y  las agencias encargadas de la inclusión y orientación  solo tienen para ofrecer trabajos de muy baja cualificación con sueldos y contratos paupérrimos de empresas que buscan beneficiarse con las ayudas a la contratación. Cuándo vamos a aprender de los errores que nos ha dejado la crisis y ser más competentes????….Es difícil que un mediocre que no ha salido de su zona de confort empatice con la realidad del mercado laboral y con las necesidades del que tiene enfrente. Los programas de inserción no DEBEN ser generadores de precariedad y temporalidad laboral.NO DEBEN SER fuegos que apagar, sino capital humano que desarrollar y potenciar para la inclusión real al sistema, inclusión que beneficia al ciudadano y a la recaudación. Capital humano que genera VALOR a la sociedad.

El único capital que realmente importa es el capital humano.” Warren Bennis

Programas de inserción laboral

El fenómeno de los mayores de 45 años, que son jóvenes en el Siglo XXI, con una energía descomunal y una experiencia sólida a nivel humano y personal, se topan con la precariedad y la explotación laboral. Acuden a programas de inserción y orientación laboral,  pero si no tienen la suerte de caer en manos de profesionales humanos que hacen lo imposible y más allá por ayudar, se dan de lleno con el sistema que hace aguas,  porque siguen con el patrón desfasado y completamente alejado de la  realidad actual, las nuevas demandas y necesidades. Ya no acude el mismo colectivo de gente que hace décadas atrás. Las necesidades se han ampliado y una persona muy cualificada expulsada del sistema laboral, necesita orientación para reciclarse y no asistencialismo puntual. Muchas veces uno oye gente decir que hay trabajo pero la gente no quiere aceptarlo, un pensamiento mediocre, porque apostar al capital humano es el mayor tesoro de un Estado,  y ofrecer precariedad solo va en beneficio del intermediador en cuyas estadísticas se pone la medalla de la “inclusión”,   y de la empresa que recibe ayudas por hacer un contrato precario. Si no se cambia la dinámica, al capital humano lo echas a un contenedor y continúas generando precariedad, además de economía sumergida y agujero en la SS y las pensiones.

Contrapartida:  programas de inserción de calidad, que beneficie al capital humano y al sistema al devolverlo, tendremos otro mercado laboral…. y para ello se necesita hacer apuestas REALES a la emprenduría. Hay miles de talentos desperdiciados, sobre explotados, invisibles que solo necesitan que los ayuden a emprender, a visibilizar. Se necesita mayor compromiso y voluntad política seria en materia laboral. Si no puedes devolver puestos de trabajo por la automatización y los cambios evidentes, ayuda a crear nuevos yacimientos de empleos, marcas personales, trabajadores digitales, tele-trabajadores, ganar dinero en Internet…….realizar formación orientada a conocimientos digitales que demandan trabajadores…. Hay que potenciar y no precarizar!!!!….Quien asiste a un programa de inserción laboral tiene derecho a preservar su dignidad,  y quien lo recibe debe estar capacitado/a para atender a un colectivo que está necesitando contención, que se siente discriminado, desahuciado y agotado de sacar una familia adelante (el mayor bien de una sociedad), a duras penas.

Mi mayor gratitud a las personas pequeñas que lo hacen bien, a pesar de estar bajo el yugo de incompetentes de turno y de un programa hecho para fracasar.

Cuando se darán cuenta los gobiernos que hay que invertir en capital humano!

También te puede interesar sección empleo/emprendedor de este blog

Los mayores de 40 en el nuevo mercado laboral