Para los redactores de contenido o bloguers, es muy desmotivan-te observar como tus lectores o seguidores, pasan por tus escritos sin leerlos hasta el final, sin interactuar con las publicaciones, sin compartirlas.

En el post de hoy hablaremos de cómo escribir para la web.

Cómo escribir para la Web, un nuevo enfoque para el aumento de compromiso.

¿Cuánto de un artículo  la gente lee realmente?

Basado en un interesante estudio que involucra a 500 personas. Les preguntamos ¿cómo se leen en línea?. Se encontró que la cantidad de personas que realmente leen todo palabra por palabra es del 16%. Sorprendentemente, esta es exactamente la misma estadística, el mismo porcentaje que Nielsen se le ocurrió en 1997. Han pasado casi dos décadas, y todavía no han aprendido a escribir para la Web.

Y surge la pregunta de todo redactor,  porque escribo si la gente no lee?

Algunas respuestas de los lectores:

  • El texto es demasiado largo
  • No tengo tiempo, scaneo la información, leo por encima.
  • Solo leo los títulos
  • Demasiado compleja la redacción
  • Baja credibilidad

Soluciones: La pirámide invertida

Podemos ofrecer soluciones a la baja credibilidad, referenciando los artículos. Pero respecto a la longitud de un texto, surge un gran dilema:

El redactor de contenido online, se debe ceñir a la web y sus demandas. Google nos «sugiere» escribir textos de calidad, originales al 100% (no copia y pega), de más de 300 palabras. Puede interesarte palabras claves SEO

Pero ante todo escribimos para nuestros lectores y algunos buscan textos largos y otros textos cortos.

Esta pirámide nos habla de como estructurar el contenido web para perder la menor cantidad de lectores y aumentar el compromiso. En resumen: Cómo escribir para la Web, un nuevo enfoque para el aumento de compromiso.

Se trata de ofrecer un contenido primario con todas las respuestas que el lector está buscando en tu artículo, un contenido secundario de apoyo , que elabora sobre las afirmaciones hechas en los dos primeros párrafos. Justo después  entramos en el contenido profundo.

La teoría es lógica. Pensé en esto, y me di cuenta de por qué este fue escrito de tal manera: porque las personas utilizan para leer material impreso, periódicos. Leen lo más importante, y si se deja en este punto, no es tan malo porque saben realmente lo que sucedió en el primer párrafo. El contenido profundo es para aquellos que tienen tiempo.

Esto es cuando decidí que voy a profundizar más en el asunto. Aquí está mi lista. Esto es lo que me prometí a mí mismo que hacer.

  • Voy a minimizar la interrupción de mis lectores.
  • Les daré respuestas rápidas rectas en el primer párrafo.
  • Apoyaré fácil la exploración de mi contenido.
  • Voy a apoyar la confianza al proporcionar citas y referencias.
  • Voy a ofrecer contenido en profundidad para aquellos que quieren ver.
  • Voy a permitir la interactividad, personalización y relevancia contextual.

Tomé una de mis grandes artículos y me hice una prueba de desplazamiento en él. Este fue el punto de corte donde la gente lee todo. En este punto se reduce a 95, 80, 85. A mantener la pérdida de audiencia como su artículo crece en tamaño. Con el tiempo se termina en alrededor de 20% de las personas que visitan su página hacia la parte inferior de su artículo.

Mi primer paso fue saltar sobre la aplicación, una muy buena aplicación en línea Hemingway, donde el redactor puede poner en su contenido y le dice, básicamente, todas las cosas innecesarias que realmente has puesto en tus palabras a tomar realmente a cabo, y las que realmente no necesitan para estar allí.

Pero hay más trucos que iré posteando a medida vaya testeando. Uno de ellos es un plugin para wordpress llamado HYPOTEXT , que nos permite realizar una ordenación con enlaces de interés y desplegables.

Porque lo importante de un redactor de contenido no es solo su creatividad, sino también la adquisición de  herramientas para aprender a cómo escribir para la Web para el aumento de compromiso de nuestros lectores.

Ahora toca investigar al respecto y analizar resultados. Y nos surge el otro dilema:

¿Cuánto debemos cobrar un artículo con lo que cuesta crearlo?.

Referencia: Dan Petrovic Whiteboard Friday

Traducción y redacción en español: Vaquera del espacio

Artículo en alemán: