Hartas de la precariedad laboral, de la falta de oportunidades dignas de empleo, de ver como las grandes fortunas se enriquecen más y más, de no vislumbrar un futuro para las nuevas generaciones, de ser conscientes de la tremenda corrupción política y empresarial…..Las mamás del cole deciden dar un golpe.

Los cafés de las 9

Durante esos cafés las mamás del cole cuentan sus preocupaciones, se solidarizan unas con otras, aportan soluciones dentro  de sus posibilidades, se ríen….Esas terapias de las mañanas son como una especie de ritual de sanación….Probablemente un intercambio de energías, una sinergia necesaria para afrontar el día a día. Porque las mujeres tenemos esa gran capacidad, de liderar una familia, de sacar adelante una casa, sin el más mínimo reconocimiento… y aún así, sin depresión que valga, decepción que las detenga…salen a flote, porque en su fortaleza radica su esencia.

Las mamás del cole dan un golpe

Una mañana una de ellas lanza una paja mental: Y si damos un golpe?. Fue divertido, todas decidieron que el golpe debía ser a la banca, jamás a un trabajador, a un comerciante….Tenían ética, querían ser cual Robin Hood, tal vez inspiradas por series en taquilla,  acordaron al unísono que debía ser un solo golpe, grande…golpear el  talón de Aquiles del sistema de opresión, la banca.

La parte más difícil es el Dónde y el Cómo.

– Doris: Yo trabajo en una empresa de limpieza por horas, puedo pedir que por tema de incompatibilidad horaria  me pasen a oficinas bancarias, y desde dentro aportar información

No estaba mal, ya tendríamos el Dónde y aportaría información sobre el Cómo.

Se toman más decisiones, las madres monoparentales no formarían parte del golpe, si fuésemos  a prisión sus hijos pasarían a servicios sociales y destinados a una casa de acogida.

No se usarían armas reales, aseguraría que nadie salga herido y baja la condena en caso de ser juzgadas

Destinarían parte del dinero a alguna causa benéfica.

Reparto de funciones

No fue difícil, 2 de ellas tenían temperamento y enseguida se ofrecieron voluntarias para entrar en acción. Otra se ofrece para conducir y evacuar a las que cometen el atraco, las demás son logística e  investigación de campo.

  1. Paulina, 30 años mamá monoparental de una niña. Función maquillaje
  2. Carolina, casada mamá de un niño. Atraco
  3. Lucía, casada, mamá de dos niños. Atraco
  4.  Doris mamá soltera de una niña. Información. Limpieza en la sucursal
  5. Lucrecia, divorciada, mamá de dos niñas, conducción
  6. Estefanía, divorciada , mamá de un niño, logística

Observación

Doris consigue entrar a limpiar en una sucursal de un barrio adinerado, iba informando todo lo que veía, se sabía que esa sucursal manejaba dinero de compra venta inmobiliaria….Horarios de recogida de la saca de dinero, días de mayor movimiento. Se pasó 6 meses observando y cronometrando. No despertaría sospechas tras el atraco,  porque llevaba muchos años trabajando para la misma empresa de servicios y un tiempo considerable en la sucursal bancaria. Una mujer con un historial de trabajo intachable, incuestionable, que siempre sonreía atentamente a todos los trabajadores del banco. Nadie diría que esa señora tan honrada y educada, perpetraría un golpe.

El día del golpe

En una de las calles del centro histórico espera el coche para el escape. La esteticista del grupo había hecho un trabajo impecable, los tutoriales de youtube la habían llevado al arte del camuflaje a través del maquillaje. Las dos del atraco y la del coche estaban irreconocibles, pero no solo por el trabajo estético realizado, también había aprendido a cambiar fisonomía, justamente aquella que podía reconocer el programa informático de la policía, porque una de ellas tenía una hermana que trabajaba en criminalogia de la  policía nacional y durante 6 meses, con mucha persuasión, se fue informando de algunas cosas que le interesaban.

Las dos entran en acción en la sucursal bancaria, el atraco era rápido y limpio, se trataba de hacerse con la saca en el momento del movimiento de dinero del banco al camión. Uno de los seguridad del camión  estaba advertido…Era el amante casado de una de ellas, el silencio era el precio que pagaba. Advertido estaba,   en la alcoba una de ellas le había contado la historia, cosa que él, con su gran hombría se lo tomó a broma….

Oscar: Marujas madres del cole!!!. Inspiradas en La Casa de Papel ja, ja, ja……Qué le echan al café???

En el momento del atraco, Oscar quedó en estado de shock, supo que eran ellas y evidentemente les facilitó el trabajo, Paulina era muy importante para él. Además. Quién les  iba a hacerles daño a las mamás del cole!!!!.

La huida fue rápida, corren al callejón, se suben al pequeño coche y en una de las curvas se pierden en un garage…. abandonando el coche y saliendo una a una,  de a poco con otra ropa.

Tras el golpe

Quien entraba en acción ahora era Estefanía, que tenía que lavar el dinero para no generar rastros, ni sospechas.

Cuando se disponen a contar el dinero se encuentran con 3 millones de euros, dos grandes operaciones inmobiliarias se habían llevado acabo el día del atraco. Estefanía ya había realizado los contactos previos en la deepweb, la web profunda, para convertir ese dinero en criptomonedas. La operación consistía en  encontrarse con una persona en en Norte de España,  que haría el intercambio de metálico a moneda digital. Eran conscientes que aquí se jugaban más que en el mismo atraco. Pero quien hacia la operación no tenía intención de robarles, su negocio no era atracar a unas madres del colegio, Steven ganaba una suculenta comisión y pensaba a largo plazo…..Tal vez esas mamis se podrían convertir en un modo de inversión,  cometiendo un mejor golpe, esta vez  bajo su supervision. Estefanía se había encargado de hacerle ver el talento que había descubierto y las posibilidades que se le abría frente a sus ojos. Habían sido horas de chat con Steven y él ya no veía 3 millones como objetivo, sino mucho más si hacia un trabajo limpio y se ganaba su confianza. Las mamis habían jugado las cartas de las tontas, no era difícil que un hombre menospreciara a las mamás del cole, pero las super mamis sabían que si salían intactas de esta,  era por  la suerte del novato.

Son Carolina y Estefanía las que viajan a encontrarse con Steven, lejos de las descripciones de las películas,  Steven era un hombre normal….mediana edad, con gafas y aspecto intelectual,  que no llamaba la atención. Se encontraron en el bar de un hotel, con conexión wifi,  los tres llevaban las mismas maletas y realizaron la operación sin despertar sospechas.

El reparto

Al cabo de una semana,  6 visas oro llegan al buzón de cada casa, las cuentas estaban en paraísos fiscales. A partir de ahora debían actuar con normalidad…..No podían saldar hipoteca, comprar un coche, hacer un viaje y subirlo a Instagram. Las tarjetas se usarían para hacer las compras en el super, pagar la hipoteca, la luz, ropa, cenas. La norma era no utilizar más de un sueldo Nescafe al mes por el resto de sus vidas…Sin olvidar de la aportación entre las 6 de 300€ al mes para causas sociales, comedores u ONG.

Y así lo hicieron, una de ellas ahorró dinero mes a mes de su paga, para montarse su propio negocio de esteticista que fue todo un exitazo. Otras dos se montaron  tupper sex y se la pasaban fenomenal dando charlas,  talleres y vendiendo productos que hacían feliz a la gente. Las otras simplemente disfrutaron de su sueldo Nescafé,  algunas hasta renovaron mobiliario y se deshicieron del marido. Steven siguió insistiendo en el chat con dar otro golpe, pero solo logró enamorarse de Estefanía y comenzar una relación virtual muy friki que se consolidaba en el tiempo.

Moraleja: No te fíes de las mamás del cole, de la tribu urbana son las más peligrosas…son de la manada social,  las que se encargan de los cachorros y de cumplir sueños.

Continuará???….

Cuento corto que se inspira en conversaciones de café con las mamás del cole. 

Más en sección»mis cuentos»