Anoche he visto Kiki el amor se hace, película española con Paco León como director, guionista y actor. Debo reconocer que me ha sorprendido mucho. Esperaba una comedia de amor  subida de tono, para pasar el rato. Me encontré con una muy buena puesta en escena.

Kiki el amor se hace,  cine recomendado

Ideal para ver un fin de semana con tu pareja o amigos, un buen abrir de boca para debatir sobre las relaciones emocionales y el sexo desde el humor. Me he reído, han exagerado mucho las filias sexuales para llevar la temática al terreno de la comedia. Pero lo han hecho con buen gusto y con una lectura entre línea,  que recalca al amor y a la honestidad como motor de las relaciones y al sexo como un ingrediente fundamental para el bienestar de la persona.

Quitar las vendas a las filias sexuales es lo que más destaco de la película, que el espectador normalice la existencia de filias sexuales, que pueda reconocerlas para no negarlas y poder disfrutarlas. Eliminar tabúes, etiquetas,  razonamientos estereotipados a la hora de abordar la sexualidad.  La comunicación con la pareja amorosa o sexual como primer indicador de salud en la relación. La aceptación, el respeto y la necesidad de darlo todo por descubrirte y descubrir al otro,  para juntos saltar a otra dimensión.

No cuento más que no quiero hacer spoiler, si les interesa la temática,  en post anterior he tratado el poliamor, otra forma de amar, te invito a leerlo.

Recuerda: Si hay madera, si hay mecha, si hay ganas. Todo se puede volver a encender. Mantenlo prendido,  no lo dejes apagar.

Paco Leon director y protagonista de la pelicula Kiki el amor se hace junto a las actrices Belen Cuesta y Ana Katz

 

Título original Kiki, el amor se hace

Año 2016 Duración 102 min. PaísEspaña España Director Paco León Guión Paco León, Fernando Pérez

Cinco historias de amor y de curiosas filias sexuales coinciden en un calenturiento verano madrileño. Dacrifilia, Elifilia, Somnofilia y Harpaxofilia son algunas de las particulares formas de obtener placer que descubren nuestros protagonistas, pero para disfrutarlas tendrán que decidir cómo integrarlas en sus vidas. Sus sentimientos, sus miedos y sobre todo su sexualidad se transforman rompiendo tabúes, adentrándose en una etapa nueva, emocionante y libre donde no se reniega ni del placer ni del amor. (FILMAFFINITY)