El intercambio con personas de diferentes nacionalidades,  te hace sin intención alguna, rememorar tus origenes.

La sociedad en la que te has educado marca el acervo cultural de las personas. La nacionalidad o el pasaporte,  te abre o cierra puertas u oportunidades. Tu Pais de origen, tus raices, tu historia. Son innegablemente parte de la construcción de tu persona.

Hoy, buscaba datos que identifican a un Argentino: Mate, choripan, tango son algunas de las palabras claves. Las menos conocidas aunque resulte extraño  son Borges, Favaloro  y la más destacada Maradona.

Sin entrar a debatir al respecto, intenté ver la parte positiva de ser Argentino. Sin dudas me quedo con algunos sabores como el alfajor, el dulce de leche, el asado, el choripan criollo. Me quedo con los paisajes salvajes y ecosistemas naturales, con la flora y la  fauna autóctona. Me quedo con esas increíbles personas,  que brillan a pesar de las difíciles circunstancias,  que nos convierten en victimas de la celeste y blanca. Me quedo con los artistas, músicos, escritores, poetas, científicos reconocidos en el exterior o anónimos,  por ser ciudadanos de un país que no invierte en capital humano. Me quedo con esa enorme creatividad, producto del medio hostil que nos hace supervivientes por selección natural. Me quedo con el humor como válvula de escape de mi sociedad,  para no enloquecer rodeados de  oportunistas, chorizos y maleantes de todos los estratos sociales, que colaboran en convertir un País rico en una tierra inhabitable. .

Y con humor me tomo este artículo de la wikipedia.

La iglesia Maradoniana. Nuestro Dios de la droga y la ignorancia: Diego Armando Maradona.

Una parodia a la religión. También al fútbol como placebo y cáncer de las sociedades que desean evolucionar.

Los 10 mandamientos:

  1. La pelota no se mancha, como dijo D10S en su homenaje.
  2. Amar al fútbol por sobre todas las cosas.
  3. Declarar tu amor incondicional por Diego y el buen fútbol.
  4. Defender la camiseta Argentina, respetando a la gente.
  5. Difundir los milagros de Diego en todo el universo.
  6. Honrar los templos donde predicó y sus mantos sagrados.
  7. No proclamar a Diego en nombre de un único club.
  8. Predicar los principios de la Iglesia Maradoniana.
  9. Llevar Diego como segundo nombre y ponérselo a tu hijo.
  10. No ser cabeza de termo y que no se te escape la tortuga.

Diego nuestro que estás en las canchas.

Santificada sea a tu zurda, venga a nosotros tu magia. Háganse tus goles recordar en la Tierra como en el Cielo.

Danos hoy la magia de cada día, perdona a los ingleses, como nosotros perdonamos la mafia napolitana, no nos dejes caer en off-side y líbranos de Havelange y Pelé.

Dios te salve pelota.

Llena eres de magia, Diego es contigo. Bendita tú eres entre todas las demás y bendito es Diego que no te deja manchar. Santa redonda, madre del gol, ruega por nosotros los jugadores ahora y en la hora de nuestro encuentro…

Creo en Diego.

Futbolista todopoderoso, Creador de magia y de pasión. Creo en Pelusa, nuestro D10S, nuestro Señor. Que fue concebido por obra y gracia de Tota y Don Diego. Nació en Villa Fiorito, Padeció bajo el poder de Havelange, Fue crucificado, muerto y mal tratado. Suspendido de las canchas. Le cortaron las piernas. Pero él volvió y resucitó su hechizo. Estará dentro de nuestros corazones, por siempre y en la eternidad. Creo en el espíritu futbolero, la santa Iglesia Maradoniana, el gol a los ingleses, la zurda mágica, la eterna gambeta endiablada, y en un Diego eterno.