Es complicado tener discursos que no son populares ni bienvenidos, no ser políticamente correcta y no ir con la masa en tus opiniones o forma de ver y entender la vida ….

Cimentar tu vida en la importancia del activismo  político serio como instrumento social,  en sociedades que gritan más fuerte un gol que una injusticia,  o repiten discursos propagandísticos con gran facilidad. Ser agnóstica porque cuestionas el adoctrinamiento religioso, ser feminista y ecologista porque analizas y entiendes que urge un cambio en la sociedad hacia la sosteniblidad y un empoderamiento de nuestro género. Y lo peor, ir en contra del consumo lineal y de cánones impuestos por la sociedad de consumo, en la que está inmersa hasta la institución más importante en la construcción de un individuo: la familia. La sociedad dicta quien debes ser, como debes ser y por supuesto como debes lucir. La esclavitud y la homogeneidad ha llegado hasta a nuestro propio cuerpo, ya no luces un bolso o aparentas con un coche, ahora también lo haces con los labios o el número de talla de sostén de moda.

Discursos que no son populares ni bienvenidos por la Industria pro masa

A mis 46 años en breve, veo mucha gente de mi edad comenzando con los retoques….vientres, tetas, colágeno en la cara. Retoques para atrasar el envejecimiento…. pretendiendo mantener una juventud que se les escapa,  como si madurar no fuera una gran riqueza…..Esclavos de la imagen  y  el que dirán enferman espiritualmente…..y terminan abusando de todo tipo de terapias de crecimiento personal que no les sirven de nada, simplemente aumentan el consumo y mejoran el status de quien consume la terapia de moda,…enriqueciendo al chaman de turno y siendo parte del proceso de consumo.

Sociedades basadas en falsas imágenes, postureo… que se sirven de los complejos y la baja autoestima de la gente para seguir sometiéndolas a más consumo.

En mantener la imagen se les va la vida y educan a nuevas generaciones de adictos a la imagen …..No hay tiempo para el activismo social, para valores e ideales, para cambiar el mundo y menos para tomar conciencia de la realidad,  que no es la que consumen en las revistas o los programas baratos de la TV. La realidad es más seria y necesita de gente despierta y no anestesiada y atiborrada de silicona y colágeno . Una sociedad light, superficial…..que simplemente se mueve por la controversia, el cotilleo y el morbo. Mucha gente válida desperdiciada, talentos perdidos por un sistema macabro que engulle por completo a la verdadera persona en pos de una masa homogénea  sin identidad.

Conoce la liga Británica anti-cirugía cosmética o estética.

No es una liga ni una organización como tal, aunque la denominada “Liga Británica Anti-Cirugía Cosmética” puede definirse como un “movimiento” de las mejores actrices británicas, que defienden su opción de no pasar por el quirófano para parecer más jóvenes o bellas. Son ejemplos de actrices bellas e intelectuales, aunque no prototípicamente “cánones”, ganadoras de Oscar, Globos de Oro y numerosas nominaciones.

Kate Winslet, Emma Thompson, Rachel Weisz y la llamada Liga Británica Anti-Cirugía Cosmética o Estética

También te puede interesar la falsa imagen en las redes, familias de anuncio.