Empoderar las redes sociales con valores es trending, es lo que llamamos marketing social. Los valores vuelven a estar de moda gracias a la influencia y el poder de las redes sociales en la vida cotidiana.

Esa imagen de éxito demodé, del corrupto que busca hacer dinero rápido y de manera fácil, comienza a ser rechazada. Recuerdo amistades que alcanzaban rápidamente muchos objetos de forma inescrupulosa y se exhibían como exitosos. Esa era la imagen de éxito en sociedades enfermas, que nos han llevado a la crisis moral en la que estamos inmersos, cuyo pensamiento corrupto y tremendamente egoísta  nos ha legado  los mayores crímenes perpetrados en contra de la sociedad, la humanidad, las personas y el medio ambiente.

He eliminado con orgullo a lo largo de mi vida a mucha gente de “éxito”, que exhibía sus triunfos sucios. Que su excusa era mi familia primero, si no lo hago yo lo harán otros, nadie come con la honestidad…..y miles de excusas para tapar su avaricia desmedida, su complejo de inferioridad, su inmundicia como personas.

Los valores son trending

La sociedad ha aprendido la lección, ya no queremos ver a esta gente como símbolo de éxito, sino todo lo contrario, ya comenzamos a indagar, a tachar,  a castigar con el látigo del desprecio y la indiferencia.

Comenzamos a transitar por la sociedad que valora a las personas,  y no a las  posesiones mal habidas. Valora lo que ha aportado esa persona, como lo ha conseguido, a quienes ha ayudado por su camino, que nos ha legado a la humanidad su humilde accionar. Es un salto evolutivo muy grande como sociedad, el cambiar el chip que nos ha llevado al suicidio social por comprar esa falsa imagen de éxito.

Es fundamental el buen uso de las palabras. Hoy en día escucho corrupto y en la misma frase delincuente. Es importante asociar la corrupción con la delincuencia. Porque muchas veces creemos que delincuente es el vulgar ladrón, cuando el corrupto es además de avaricioso, un vulgar delincuente. Es importante señalar el delito y que sientan vergüenza por su vulgaridad.

Agentes de aduanas, abogados, contratistas, bancarios y no solo políticos. Todos aquellos que se benefician de un cargo para sus arcas personales deben ser señalados por la sociedad. Debemos educar a nuestros hijos que eso no es imagen de éxito, sino todo lo contrario, la de un auténtico fracaso como persona. Son lacras, cánceres de la sociedad. Como contrapartida, todo aquel que desde la sencillez lega a los demás, es nuestro héroe anónimo.

Sigue a Vaquera del espacio.

Imagen de portada extraído de muhimu.es

 También te puede interesar consumo responsable, donde hablamos del fenómeno Amancio Ortega como símbolo de éxito  o de inmundicia,  según los valores y la vara de medir del observador.