Hoy quiero hablar del empoderamiento de las redes sociales, de romper las cadenas de la hegemonía de la información.

Mientras redes como Twitter están que arden denunciando injusticias, corrupción,  la prensa se vende al mejor postor, las redes informan y despiertan a la gente de la brutal manipulación mediática a la que nos tienen sometidos….

Empodera las redes, rompe las cadenas

Foto escaparate United Minds

Permanentemente veo programas televisivos que llevan a expertos a hablar sobre la era digital como la culpable de la falta de comunicación entre las personas, advirtiendo el daño que causa su uso en especial en los niños. Estoy convencida de que a esta gente lo que le falta es motivación por aprender y sacar provecho de una herramienta social que vino para quedarse. Algo así como cromagnones que quieren quedar arraigados al pasado,  y a través del miedo a lo desconocido generar más miedo. A estas personas las invito a convertirse en ciudadanos digitales,  y sino se sienten capaces de dar el salto evolutivo, que no juzguen desde el desconocimiento, necesitamos gente involucrada, gente que construya. Por ejemplo, si en la educación el docente realmente potenciara las TIC, seguramente descubrirían que sus alumnos no son hiperactivos, sino que se aburren de la forma de aprender. No educan a la generación zeta, siguen con las herramientas arcaicas propias de la era de la industrialización, cuando necesitamos más trabajadores creativos y menos obreros que son reemplazados por máquinas. Eso se llama progreso, nos guste o no,  y consiste en adelantarse a lo que vendrá y capacitar a las personas de cara al futuro, dotarlos de herramientas útiles para que sean capaces de autogobernarse, en especial porque la empleabilidad ha cambiado.

Empoderar las redes con causas, recomendaciones, denuncias. Las comunicaciones en mano de la gente. Que seamos nosotros quienes valoremos lo bueno,  e indiquemos a otros usuarios lo que no merece la pena. Un ejemplo de esto último las reseñas de google maps , si lo haces mal te valorarán mal y si lo haces bien, las recomendaciones atraerán a otros usuarios.

Pero para todo esto necesitamos usuarios responsables, comprometidos, que aprendan a usar las redes con fines útiles, que distingan entre una falsedad y una información veraz.

La contaminación en las redes

Mucha gente sostiene que en las redes hay mucha basura,  y más la habrá si el usuario es movido por el morbo y la ignorancia, otro gallo cantaría si la gente empoderara las redes con información que los medios ocultan o simplemente no les interesa divulgar porque no dan raiting. Es fácil darse cuenta del poder de las redes sociales, hasta los medios masivos y los programas con mayor audiencia crean hashtag para movilizar al público en la red. Desde el Papa hasta la ferretería de la esquina están presentes en la red. Porque como predijo Bill gates: Si no estás en Internet no existes. Él se refería a un negocio, pero hoy en día hasta el trabajo está en la red, los reclutadores no quieren currículos, quieren verte en acción.

La privacidad en las redes

Hay personas que hablan de la falta de privacidad en las redes, la falta de privacidad la tienes en el mundo real, venden tus datos al mejor postor,  a pesar de la ley orgánica de protección de datos. Una tarjeta de puntos de Carrefour o el Corte Inglés ya son dueños de tus datos sin estar en la red. Otros te hablan del anonimato, NADIE pasa por las redes sin dejar huellas, otra falacia.

Un consejo

Aprende a usar las redes, a comunicarte. Si algo no te gusta puedes eliminar a un usuario de tu perfil, bloquearlo, denunciarlo. Estás a un botón de distancia de relacionarte solo con personas que te aporten desde tus intereses personales. Aprende a esquivar hoax, bulos que se encargan de destruir la confianza en la red. No alimentes a los trolls que buscan generar discordia entre las personas. Únete a grupos de personas afines, colabora con otros internautas, ayuda a que el conocimiento sea libre.

Por una red libre y liberadora que nos brinda la oportunidad  de conectar personas y causas: Fomentemos el buen uso de las redes. Empodera las redes, rompe las cadenas.

 

Una conclusión

En las redes no existe la competencia, aquí existe la unión de pensamientos. Nos educaron para pensar que juntos no llegaremos a ningún sitio, nos educaron para luchar solos, de forma egoísta. Por eso las redes tienen tantos detractores, porque las mentes mediocres nos quieren divididos y en enemistad unos con otros. Las redes son una gran revolución social, no te dejes engañar!.