Vivimos en la sociedad del miedo y la culpa, no solo debemos ser perfectos por fuera, evitando en la medida de lo posible envejecer. También debemos cultivar nuestro espíritu y alimentar el intelecto para evolucionar equilibrados. Como si eso fuera poco, además debemos formarnos permanentemente y estar abiertos y dispuestos a los cambios que la realidad impone, en una sociedad donde las necesidades cambian constantemente. Pero aún falta un detalle: debemos ser las mejores madres y padres.

Manifestación de la personalidad o rebeldia infantil?

Ahí es donde nos extraña que los niños o niñas tengan manifestaciones de la personalidad y las confundimos con rebeldia infantil, los niños reclaman más atención, no se la podemos dar y surge la culpa. La culpa te la venden para que compres cariño. Como los tiempos tampoco están para compras, simplemente etiquetas «rebeldia infantil» y como se combate la rebeldía infantil?: con disciplina y castigos. Cuando el niño o niña lo que necesita es ser escuchado en sus necesidades, porque aún no sabe como manifestarlas. Emocionalmente no está lo suficientemente maduro y somos los adultos quienes debemos ayudarlos.

En relación con  psicología, siempre he sido de la idea de la construcción de los límites, del diálogo, de consensuar y de la tolerancia. Pero también de la disciplina,  porque las causa y consecuencias existen. Solo que mi concepto de disciplina no es militar. Sino buscando que se comprenda porque debemos tener disciplina, no para evitar un castigo que es lo que sucede con las disciplinas estrictas, personalidades huidizas. Sino el razonamiento crítico desde temprana edad y la responsabilidad de los actos desde pequeños. La educación desde las emociones siempre es más lenta que la disciplina militar, pero forma personas más libres y felices.

Rebeldia infantil o frustracion

He fracasado como padre:

  • Mi hijo es rebelde, con una familia intelectual quiere ser deportista.
  • He fracasado como madre, una familia deportista y mi hijo es «artista».

Un error producto de la culpa y la estrechez de mente es pensar que se ha fracasado porque tu hijo/a es feliz , siendo diferente a tus deseos. Como padres y madres somos guías, nuestra impronta de valores debe ser la premisa más importante, el amor, el ejemplo. Pero son nuestros hijos e hijas, quienes a través de descubrir su propia identidad y personalidad, deciden libremente. Puede esa decisión no gustarnos, podremos dialogar, intentar razonar. Pero son ellos los dueños de su destino y como padres /madres, en lugar de pensar que hemos fracasado, debemos asumir que hemos hecho un trabajo brillante, nuestros hijos e hijas tienen un sueño y quieren alcanzarlo.

Nadie dijo que ser madres o padres sea fácil, por suerte los hijos no vienen con manual de instrucciones, tampoco debemos seguir moldes o patrones. Porque cada familia y cada hijo o hija es diferente.

No te culpes, no te frustres, ama y acompaña a ese ser brillante que te ha tocado dejar al mundo. Esa es tu mayor misión!. La disciplina, la frustración , la culpa, el castigo, la obediencia, el «miedo» es el camino más fácil de transitar, pero no educa personas libres.

La libertad significa responsabilidad, por eso la mayoría de los hombres le tiene tanto miedo. George Bernard Shaw

Frases María Montessori

  • Cualquier ayuda innecesaria es un obstáculo para el desarrollo
  • Una prueba de lo acertado de una intervención educativa es la felicidad del niño
  • La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle

Te puede interesar sección educación de este blog o la sección mamá: Vaquerito del espacio