Este fin de semana pasado ha sido de cine, entre la selección de la videoteca he podido disfrutar de «El clan«. Un film Argentino que lo catalogo dentro de cine 5 estrellas por 5 motivos de peso:

  1. Las actuaciones impecables.
  2. La ambientación de la época de categoría.
  3. La música (rock Argentino de los 80)  en cada acción,  formando parte imprescindible de las mejores escenas.
  4. El momento histórico como fiel escenario.
  5. El macabro guión.

El clan película. La realidad supera la ficción

Basada en hechos reales, historia de la familia Puccio,  ambientada a finales del proceso militar y principios de la democracia.

He leído en entradas de otros bloguers, centrar su atención en la sociopatía  de esta familia, evidentemente es el eje central de la historia. Pero a mí, como Argentina me impactó la trama política de fondo.

Recuerdos de una niñez con dictadura militar: secuestros, asesinatos,  oscurantismo, gran cuota de cobardía ciudadana y también de personas que luchaban por la democracia. Entre estos últimos estaban mis padres, que en el momento de mayor virulencia de la dictadura decidieron irse a Australia conmigo, para volver unos años antes de que llegara la democracia de la mano y apoyando la candidatura de forma activa,  de  Raúl Alfonsín, el único Presidente Argentino que recuerdo con orgullo.

  • La historia de esta familia, como toda familia mafiosa, transcurre bajo la protección y el amparo de la política de turno. En este caso una dictadura militar que diezmo una generación.
  • Los Puccio son un claro ejemplo de tramas corruptas, de genocidios, asesinatos, secuestros como moneda corriente durante el proceso militar.
  • De trasfondo familias bien acomodadas, de clubes de rugby, ignorante de la realidad, cómplices del horror por omisión.
  • En Argentina no importa de donde venga el dinero, siempre y cuando compre una buena imagen. El código para principiantes de la mafia.
  • La familia, como excusa para acomodarse a cualquier precio en un país corrupto por naturaleza.

El diálogo del Comandante hablando de la democracia y de Alfonsín. Lo llama «Un cambio de escenario, y le recomienda a Puccio que se mande a guardar un tiempo de sus negocios». Demuestra la tremenda fragilidad de las instituciones Argentinas.

Recuerdo esa tenebrosa época de la República Argentina, tiempos de comunicados en radio y TV Nacional. Pero también recuerdo la euforia de la llegada de la democracia y que entre esas voces de AL-FON-SIN, AL-FON-SIN que se vitorean durante el film, también estaba la mía.

Felicitaciones al director Pablo Trapero por como le ha dado vida a los personajes y en especial de como ha reflejado el momento histórico.

Serie Historia de un clan

La familia Puccio,  una familia «normal en apariencias» del barrio argentino de San Isidro. Un barrio de alto standing de la capital, donde la familia Puccio intentaba ganarse el respeto.  Uno de sus hijos (Chino Darín), era un respetado  jugador de rugby de los Pumas. La familia Puccio además era devota y confidente de la iglesia de tiempos de dictadura, una iglesia que formaba parte del oscurantismo de esos tiempos.

El patriarca de la familia, Arquímedes Puccio (Alejandro Awada) es un hombre disciplinado y autoritario que trabaja para el Servicio de Inteligencia del Estado. Este hombre está casado, además, con Epifanía Calvo (Cecilia Roth), una mujer con ambiciosas aspiraciones sociales en la Argentina de los años de la dictadura.  Su interpretación de mujer florero es soberbia, su complicidad con el patriarca por mantener el status familiar brillante.

Basada en hechos reales, ‘Historia de un clan’ es una miniserie producida por Pablo Cullel para Telefé y la pueden encontrar en Youtube gratis.