Somos lo que callamos

Nos educaron como seres individuales, nuestro papel con la sociedad empieza y termina en nuestros derechos y obligaciones como ciudadano,  y se extiende a nuestras costumbres , credo y tradiciones que legar y mantener. Delegamos cómodamente la gestión de nuestra sociedad, a personas que nos mienten y nos estafan, con consecuencias atroces como la realidad de la crisis. Pero nos educaron para no atender sobre estos temas, ni cuestionar tantos otros heredados. Hay temas que mejor callamos!.

Callamos,  porque nos enseñaron que callados estamos más guapos.

Mientras  pueda pagar las letras , callo.

Mientras pueda vestir bien, pagar el coche, el colegio de mis hijos y alguna cena cara, callo.

Nos hemos convertido en lo que callamos.

Callamos matrimonios muertos, maltrato psicológico, menosprecios, micromachismos.

Callamos malestar laboral, callamos las miserias personales.

Callamos el dolor, las injusticias, los fracasos.

No solo callamos sino que además interpretamos, somos grandes actores de lo que debemos ser,  de lo que se espera de nosotros .

Callamos lo que realmente somos, seres egoístas que mientras no te toquen tu parcela, callas. Hasta algunos se benefician del mal ajeno, del silencio de los inocentes. Dícese de empresarios abusando de trabajadores, gracias al paro, encima dando imagen de buenos samaritanos. O los especuladores de turno, que le dan «bienestar» a sus hijos, cagándose en su sociedad  y la escala de valores  al completo. Todos conocemos ejemplos de éstos, no hace falta irse a nuestros políticos,  y callamos. Hasta más de uno sin personalidad y autoestima, se quieren parecer a estos «supuestos» triunfadores, porque la escala de valores apesta y confunde a los débiles.

Te recomiendo la falsa imagen en las redes sociales, que se extiende a todos los ámbitos.

Esta reflexión viene a colación de las fallas de Valencia, lo que he callado, y como yo mucha gente.

Si siguen mis post, desde el 2009 muestro las fallas de Valencia, no solo en este blog, también en Valencia Medieval.

Hablo de la pasión, de las tradiciones, de la cultura, el patrimonio cultural, el arte, el turismo, del trabajo que generan. Hablo de las fallas en mayúsculas.

Pero ya no puedo callar más sobre el trasfondo de ignorancia,  hacia el mal ajeno del pueblo Valenciano.

Cómo es posible quemar tanto dinero con la que está cayendo en España, y en especial en la Comunidad Valenciana, la más endeudada y con mayor índice de paro?.

Cómo es posible que se arremoline el pueblo en una mascletá, frente al balcón de la mayor corrupta de la trama Gurtel sin más?.

Las excusas son infinitas y variopintas. Yo sostengo que es silencio y no mirar más allá.

Ofrenda a la virgen?. Son tiempos de ofrendas a Cáritas o al banco de alimentos. Si sientes devoción por tu Virgen, no le importará el valor del ramo o el vestido que lleves. Si crees en la Virgen de los Desamparados, seguramente se sentirá honrada,  si en lugar de flores para su manto, ayudas a los desamparados que ella representa, a tus hermanos Valencianos.

Miles de personas en la mascletá, son tiempos de estar frente a Iberdrola o Endesa, reclamando por los que no pueden calefaccionarse, o haciendo piña para impedir un desahucio.

Son tiempos de aparcar las tradiciones porque la realidad lo exige y no hay mejor defensa de las tradiciones que luchar por los derechos y el bienestar de todos los Valencianos. Nada más ni nada menos que el VERDADERO espíritu de las fallas, su premisa, no callar y luchar por las injusticias. Esa debería ser el leimotive de la defensa a las tradiciones de un Pueblo. Sino las fallas quedan reducidas a silenciar a los que padecen, por ostentar un vestido y ver que falla quemó más dinero en fiesta.

Sé que este post no me hará popular, simplemente no callo lo que muchos piensan y no se atreven a expresar, por miedo a que no se entienda su reclamo, o se crea que uno atenta contra una tradición. No es nada de eso, es solo criterio común. Es educación y respeto, es sentimiento de solidaridad a la sociedad a la que pertenezco.

En estas fallas no hubo una sola muestra de solidaridad al pueblo Valenciano. Solo el derroche de siempre.

Relacionado: La cola en el banco de alimentos de Valencia: Diario ABC, la cola del hambre

Sin intención de faltarle el respeto a nadie, emito este pensamiento desde Valencia.

Te recomendamos, las fallas para Alemania y también las fallas de los Valencianos

Si quieres saber sobre las fallas de Valencia. Breve reseña de la festividad.