Todos somos bombita. La delgada líneacoche choca genova-pp

Prensa de hoy 19-12-2014

Detenido un hombre por estrellar un coche con dos bombonas de butano contra la sede del PP. El conductor es un empresario arruinado de Teruel que ha reconocido que lo ha hecho aposta porque lo ha «perdido todo» por culpa del Partido Popular. La sustancia que transportaba el vehículo es inflamable pero no explosiva, según la Policía.

Vuelvo a hacer referencia a la película Argentina «relatos salvajes» de Damián Szifron, candidata al Oscar 2015 película extranjera y Palma de oro en el festival de Cannes.

De las 6 historias, me centro en la protagonizada por  «Ricardo Darín», al cual le guardo un cariño y respeto entrañable, porque además de ser un excelente actor, es una persona comprometida. De los actores que nos honran a todos los Argentinos.

La historia de Bombita puede ser la historia de cualquier ciudadano que su paciencia ha llegado a un límite, como el empresario de Teruel. En el caso de bombita, un ingeniero en explosivos, cansado de la burocracia, de que te metan las manos en el bolsillo y toparse con empleados o funcionarios, tan corruptos y miserables como a quienes representan. Que por un sueldo, dejan la moral colgada en el perchero,  al entrar a su puesto de trabajo.Bombita, asqueado, decide volar por los aires la oficina de reclamación. Sentado, relajado como hacia tiempo no lo hacia, se pide un café en un bar, para apreciar  el espectáculo de luces y colores generado por la explosión.

El motivo

Los motivos por el cual se rompe la delgada línea,  que convierte a un ciudadano en lo que no es,  son muchos, entre otros: Desempleo, desahucio, injusticia, impotencia. ciudadanos acorralados por la situación económica y social, que encima de sentirse solos, infravalorados, engañados, decepcionados, perdidos. Son espectadores de la corrupción más burlesca, canalla y escandalosa que convierten la democracia en un auténtico circo mediático.

Cuando el sistema empuja al ciudadano al abismo, a la exclusión. Cuando el sistema desecha a las personas. Pero ante todo, cuando el gobierno NO ESCUCHA: La línea delgada se rompe.

Las consecuencias de romper la delgada línea

Los suicidios por desahucios son un ejemplo y siguen impunes.

Las protestas acalladas a golpe de ley mordaza

Y casos como el de hoy, del empresario de Teruel, ciudadanos que sienten que no tiene más nada que perder.

 

El pueblo ya no da más y encima nuestros gobernantes son tan inmorales, que además de estafarnos con la crisis y robarse, (junto a sus jefes de las grandes empresas), el porvenir y el bienestar  de una Nación. Salen a dar declaraciones como las del Presidente Rajoy, afirmando que estas son unas buena navidades, o la cretina de Cospedal que dice que la gente va a comedores sociales porque no sabe cocinar. Palabras incendiarias, para un pueblo que hoy es paja a punto de encenderse.

Este gobierno está conformado por auténticos canallas, y estoy siendo muy educada. Y nosotros, pueblo, muy paciente y benévolos.

Si alguien considera que este artículo es una apología al delito, yo les contesto esto:

Banda sonora de la historia de Bombita.  Con esta música vemos la explosión provocada por bombita, la satisfacción de sentir que haces justicia, que no eres un borrego más, un imbécil que no le da valor a su dignidad. Todos somos bombita!!!!. El detonador lo tienen en sus manos, son sus políticas de gobierno. Los terroristas son nuestros gobernantes, que rompen la delgada línea de transformar a un ciudadano en un bombita. Película relatos salvajes

Aclaro que no apruebo la violencia.  Tanto el caso de ficción de bombita, como el empresario de Teruel, han sido casos sin víctimas. Lo que intento despertar con este post, es el manifiesto malestar de la población, cuyos llamados de atención son desesperados.