Ébola en España entre pánico e indignación

Al leer noticias sobre el ébola en España, me recordó la gripe porcina, a los grandes monopolios de la Industria Farmacéutica  haciendo dinero. Las teorías conspiratorias de guerras bacteriológicas siempre me han parecido muy posibles, en especial cuando hay un negocio tan rentable de por medio, creado alrededor del pánico. No es casual que Donald Rumsfeld haya sido el dueño de la patente de Tamiflú para la gripe A.

Actualmente en Madrid hay 100 personas en observaciones, la esteticista que atendió a Teresa R, la sanitaria que atendió al misionero infectado,  acudió a las urgencias al Hospital Infanta Elena de Valdemoro tras padecer fiebre y diarrea durante cuatro días. Excalibur (el perro de Teresa sacrificado),  estuvo jugando en un descampado con otros perros. Al hermano de Teresa lo despidieron del trabajo por miedo al contagio. Esto es una bola imparable, no sé hasta donde producto de la prensa amarillista.

Algunos creen que son maniobras de distracción o cortinas de humo, para tapar la grave situación Económica-social en España.

El pánico se mezcla  con indignación. Empezando por repatriar a un misionero con ébola y arriesgar a toda la población, por los fallos tremendos en los protocolos de seguridad y por la no dimisión de su responsable directa Ana Mato, Ministra de Sanidad.

Rajoy y Ana Mato tomaron la decisión, aunque el presidente aseguró que lo habló con Felipe VI para curarse en salud

Rajoy y Ana Mato tomaron la decisión, aunque el presidente aseguró que lo habló con Felipe VI para curarse en salud

Pero la cosa se pone muy negra y crece la indignación, cuando el gobierno, en lugar de asumir su gran ERROR, utiliza a la prensa para evadir responsabilidades.

Los medios que están con la iglesia y el gobierno, culpan a la enfermera. A esta gente le encanta la crucifixión de los mártires inocentes.
10474624_600456430058249_5593613584439223487_n

Artículo a continuación y Link

Merlos exige “explicaciones” a Teresa y Losantos le dice que “en el pecado lleva la penitencia”
Vehemente campaña de acoso y derribo de la caverna mediática contra la auxiliar contagiada.
La vehemencia de la caverna
Lo cierto es que la prensa conservadora se ha lanzado con una inusitada vehemencia a señalar los supuestos errores que cometió Teresa Romero, minimizando al mismo tiempo los fallos cometidos por el ministerio de Sanidad y el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Especialmente duras han sido las críticas que desde EsRadio y los medios de comunicación propiedad de la Conferencia Episcopal se han vertido contra la técnico de enfermería infectada.

La caridad de los medios de la Iglesia
“Por mucho protocolo que haya, por mucho traje que haya, si te tocas la cara te la tocas tú. No te la toca ni la directora de la Organización Mundial de la Salud, ni la que redactó el protocolo, ni la ministra de turno”, ha asegurado Ángel Expósito, el director de La Mañana de la COPE. En este mismo sentido, y también desde otro medio propiedad de la Conferencia Episcopal (13 TV), el periodista Alfonso Merlos incluso se ha atrevido a “exigir explicaciones” a una persona que en la actualidad se debate entre la vida y la muerte.

Merlos exige explicaciones
“Es muy importante que de explicaciones para que el conjunto de los españoles conozcamos por qué ha hecho lo que ha hecho”, ha exigido Merlos en El Cascabel, el programa de debate político que emite a diario la televisión de los obispos.

Losantos: “En el pecado lleva la penitencia”
Pero sin duda, ha sido Federico Jiménez Losantos quien más lejos ha llegado en sus acusaciones. “En el pecado lleva la penitencia. Ha puesto en peligro a mucha gente (…) Espero que todas las auxiliares de enfermería no sean como Teresa”, ha indicado el director de EsRadio con la característica vehemencia que le caracteriza.

Prensa El Plural

También te puede interesar

Detengan el fraude del ébola. Teoría conspiratoria de saqueo bajo bandera de ayuda humanitaria

Ébola en España entre pánico e indignación. La mala gestión del gobierno del PP

La crisis muestra los dientes con el Ébola en España. La mala gestión sanitaria del PP

Ébola y el negocio de las farmacéuticas