Por desgracia la Peniafobia va en aumento y los niños se convierten en el reflejo y expresión social. Las familias  educan en la discriminación hacia el extracto social al que pertenece otra persona. Por ej. mi hijo me ha verbalizado que fulanito va a un concertado y es mejor que el público!….para mi hijo  “mejor”  no son los recursos educativos o la oferta formativa….sino llevar uniforme…Siempre le explico que mucha gente que lleva a sus hijos al concertado, es justamente por necesidad de poner un informe, porque son esclavos de una falsa imagen, porque un uniforme los empodera, los hace sentir mejor.  Porque en el fondo, el concertado no deja de ser un colegio con fondos públicos que pagamos entre todos, solo que los niños llevan uniforme. Nos quedamos moralmente en el uniforme, en el ambiente social favorecedor alejado de la pobreza,  y estamos educando en la discriminación social. Personalmente mi hijo iba becado al mejor colegio bilingue (en apariencias) de la comunidad valenciana,  y ni gratis quería a mi hijo allí, porque era una fábrica de fobias y adoctrinamiento a cambio de una falsa imagen social….Defiendo la educación pública porque la diversidad es enriquecedora y es un principio básico de la naturaleza: sin diversidad no hay vida. Es muy triste ver como se educa en la falsa imagen, en el éxito a través de espejitos de colores, objetos… y no en valores como la austeridad, la cooperación, la conciencia social, el respeto …..Todos nuestros problemas radican en los valores del revés, en los valores de quita y pon……En mirar con admiración a un personaje con poder y dinero (sin importarnos como lo obtuvo), e ignorar a aquel personaje sencillo, que aporta valor a la humanidad. Por ello la impunidad social a la corrupción. Llegamos a confundir  defraudadores con  grandes emprendedores de éxito, y hasta ponerlos de ejemplo en la Universidad…. porque en el fondo esos personajes repulsivos,  provocan admiración en mucha gente turbada, normalizada en esta sociedad con valores del revés. Cualquiera puede comprar con dinero o poder un Máster, poca gente puede presumir de dignidad a lo largo de su vida. 

Peniafobia miedo a la pobreza

El racismo, la islamofobia  derivan de una fobia más oculta, la peniafobia…..la fobia a la pobreza…porque el racismo a un mantero no es el mismo racismo que se le puede tener a un jugador de la NBA. La islamofobia es contra el ciudadano de a pié con velo, no contra los señores de la guerra con  turbantes (Jeques),  que vienen  cargados de oro en sus yates a veranear. Y la peniafobia favorece que los gobiernos despojen a un país de lo público de excelencia, gratis y Universal, para a través del complejo creado….. LAS FAMILIAS…..como primer institución social, destinen un dinero en pagar sanidad privada, colegio concertado y jubilación privada..y sean los primeros en quejarse de lo público como un gasto social porque lo usan los pobres…Todo esto gracias a un instrumento llamado ingeniería social, que convierte al dinero en símbolo del éxito y se sirve de la peniafobia como herramienta….Llegando a extremos donde todo vale por tener, porque tener es lo que le da sentido a la vida de muchas personas. El dinero ha pasado a reemplazar al motivo de la existencia de los filósofos.

Llegamos a tal punto de inmoralidad social, que hemos convertido a un  activista  por la ecología, por la paz,  o por defender vidas en el mar, en un criminal…..

Sinónimo de Peniafobia es la  aporofobia  se refiere al miedo hacia la pobreza y hacia las personas pobres. Es la repugnancia y hostilidad ante las personas pobres, sin recursos o desamparadas.​

El concepto de aporofobia fue acuñado en los años 1990 por la filósofa Adela Cortina, catedrática de Ética y Filosofía Política de la Universidad de Valencia, ​ para diferenciar esta actitud de la xenofobia, que solo se refiere al rechazo al extranjero y del racismo, que es la discriminación por grupos étnicos. La diferencia entre aporofobia y xenofobia o racismo es que socialmente no se discrimina ni margina a personas inmigrantes o a miembros de otras etnias cuando estas personas tienen patrimonio, recursos económicos y/o relevancia social y mediática.

La aporofobia consiste, por tanto, en un sentimiento de miedo y en una actitud de rechazo al pobre, al sin medios, al desamparado. Tal sentimiento y tal actitud son adquiridos.

Más sobre Aporofobia en Wikipedia

Por último, quiero dejar un ejemplo de lo que denomino éxito, El Dr Cavades….médico de la sanidad pública Valenciana…conocido por el Dr Milagros. No lo verás en ningún plató de televisión. Y si  quieres profundizar en la defensa a la educación pública, te recomiendo la educación en Finlandia y concertada No razones de peso. También te puede interesar: Cuál es el resultado de privatizar lo público?

No dejes de volver por Vaquera del espacio!

También puedes seguirme en canal youtube