Tras el escándalo desatado con el presunto falso Máster de Cifuentes, (la presidenta de la Comunidad de Madrid) y la Universidad Rey Juan Carlos URJC. Sacamos a la palestra este post en Vaquera del espacio donde hablamos de la TITULITIS

Master Cifuentes

El talento no necesita de Máster ni titulitis

Cuando descubres que hay más licenciados en un Mc Donald´s que en el gobierno. Que se exige inglés para trabajar de camarero y no para ser Presidente de un país de la U.E. Es donde te preguntas: Hasta dónde ha llegado la titulitis y el mercantilismo en la educación?.

Hace años atrás la educación solo era para ricos  y en la actualidad estudiar es de pobres.

Pensar que grandes genios como Steve Jobs o Mark zuckerberg no necesitaron de un título Universitario para triunfar, pero tampoco necesitaron comprarlo, ni mentir en su C.V, simplemente sacaron valioso provecho de su talento único…. Se reafirma que el talento no necesita de Máster ni titulitis. Al talento  se necesita potenciarlo con herramientas, esas herramientas que deben intervenir en la educación desde temprana edad. No estamos en tiempos de industrialización, no necesitamos empleados para cadenas de producción por horas…Necesitamos personas capaces de auto gobernarse a si mismos y de crear comunidades entorno al conocimiento, saliendo de la competencia individual y de abocar la vida a una carrera con metas inamovibles…. para llegar a la cola del paro . El conocimiento debe pasar a ser un capital a compartir y multiplicar. Te puede interesar mentoring

Hace tiempo que la educación se convirtió en un gran negocio, como otros tantos. Ponerle precio al mayor valor de una sociedad: el capital humano….es lo más decadente. Lo que está sucediendo en la actualidad con la formación yo lo llamo la monetización de la educación…Cuando la educación se convierte en un mero negocio…..creando la necesidad de títulos para mantener a los jóvenes más tiempo invirtiendo dinero en formación y lejos del mercado laboral, ampliando la “necesidad formativa” a parados, seniors,  y todo ciudadano desesperado por conseguir un puesto de trabajo que ya ha dejado de existir.

En la era digital se necesitan creativos, personas apasionadas, felices, capaces de administrar su tiempo y de permanentemente buscar el conocimiento libre que circula en la red. La educación también debe romper esquemas y dar el salto evolutivo, que va más allá del tecnológico.

Con herramientas como enseñar a tener actitud crítica,  en lugar de seguir programas educativos obsoletos… ideados para otros tiempos, otra forma de aprender y comprender el entono que nos rodea. Donde se toma al educando como un objeto a recibir conocimientos e información que recordar…..y no como un individuo con capacidades y necesidades personales que potenciar.

El mundo ha cambiado, el empleo del futuro se va creando y la educación no se ha subido al carro de la calidad educativa, sino del mercadeo (Marketing).

El desempleo y carreras que no preparan para la empleabilidad, sumadas a  políticas que no fomentan el autoempleo real, el emprendimiento con fundamento, invita a los jóvenes a hacer las maletas. Mi consejo personal a los jóvenes: Estudiar y trabajar en Australia.

También te puede interesar

Los mayores de 40 en el nuevo mercado laboral

Actualizado 21 de septiembre de 2018 

Los escándalos continúan, Másters regalados y plagios.

Qué nos trajo de positivo la vergüenza de los Masters comprados, los plagios y los copia y pega de nuestros dirigentes políticos?

  • Los Masters ponen de manifiesto que la mercantilización de los títulos y el marketing creado alrededor de la titulitis , no es más que fiebre de mercado. Bill Gates, Steve Jobs, Zuckerberg son ejemplos actuales que nos demuestran que el paso por la Universidad no garantiza talentos. Esto debería ser una lección a tener en cuenta para los trabajadores de RRHH, para los Headhunters, que se encandilan con diplomas y no ven el capital humano.
  • Los plagios y copia y pega. Sirven para recordarnos que citar, referenciar….además de obligatorio, es éticamente lo correcto, porque plagiar es matar al creativo en el anonimato. En mayor o menor medida, todxs hemos alguna vez cometido el error y este escándalo ayuda a refrescarnos la memoria sobre lo que está bien y lo que está mal.
    El conocimiento libre es lo más importante que nos regala la era de Internet, pero debemos aprender a valorar la autoría de aquellos que dejan su impronta, su huella.