Custodia compartida

Hoy voy a hablar de un tema muy controvertido. Custodia compartida si o no.

Se me acusa o estigmatiza de ser una persona moderna, progresista o adelantada. Realmente lo soy, pero la persona progresista es aquella que tiene la capacidad de adelantarse a los acontecimientos, no por ir por delante de las cosas  como si se trataran de visionar tendencias de moda. Sino por tener apertura mental , para vivir de la manera que cree es la correcta,  y muchas veces esa forma de ver o vivir la vida, va por delante de lo “común”.

La custodia compartida en Valencia es tendencia, es moda, es progre.  Pero no todas las tendencias se deben seguir como un patrón,  o por ser tendencia tienen que dar buenos resultados.

Estoy a favor de la custodia compartida en parejas que aunque divorciadas o separadas, llevan una vida normalizada. Tengo amigas ejemplo de ello, que al separarse, por mutuo acuerdo,  han decidido optar por la custodia compartida y lo llevan muy bien. Personas que viven cerca una de otras (lo que hace que el niño aunque viva en dos casas diferentes no cambie su rutina), padres que se relacionan y se apoyan,  a pesar de no ser pareja y que ponen al niño siempre por delante. Que es la clave de la custodia compartida, que el niño disfrute de ambos padres por igual, ya que no puede disfrutarlos juntos (durante todo el tiempo), como cualquier niño de padres no divorciados. Son personas que decidieron que juntos no eran felices, y que por separados se siguen comportando como los padres del niño y las personas que han sido durante el vinculo (solidarias y comprensivas).

Pero realmente cuantos casos así existen?. Pocos!

En el caso de la mayoría de las parejas, cuyos padres compiten por el niño como si se tratara de un trofeo, se echan en cara una lastimosa pensión de alimentos o el usufructo de la casa, que muchos ni siquiera pagan, al igual que las deudas de las gananciales,  aunque la ley lo indique. Que son incapaces de compartir momentos juntos con su hijo cuando el niño lo demanda, como ejemplo cumpleaños, (los festejados por el padre y por  la madre). O fiestas escolares, que el padre se presenta con la churri dando la nota y el niño no sabe a que brazos ir corriendo primero, al del padre a la derecha,  o la madre a la izquierda.

La custodia compartida es un error. La custodia compartida se convierte en un motivo para sacarse de encima una pensión, sin tener idea de lo que representa tener un hijo. Le pone valor al niño: te paso X€, te debería alcanzar para vestirle, calzarlo, pagar libros, extra escolares, ocio, comida y todos los gastos de la vivienda. X€ al mes y nada más, porque si el padre compra ropa es para que use en su casa, no es la ropa del niño, es la ropa de la casa del padre del niño, son los juguetes de la casa del padre del niño, son las zapatillas de la casa del padre del niño.

Como un niño va a vivir en ambas casas, lo destrozas!. Lo desestabilizas por completo. Más aún cuando irse de una casa a otra representa dejar su personalidad, barrio, amigos, hábitos.

Que no te extrañe que un niño bueno, de adulto resulte una persona bipolar. Porque debe vivir dividido entre dos casas incomunicadas, entre dos sentimientos, entre dos mundos.

Cuando mi hijo está en casa, le pregunto: quieres hablar con papá, mandarle una foto de lo que estamos haciendo?. Mi hijo está conmigo, pero  le fomento que exprese si echa de menos a su papá. Cuando mi hijo está de su padre, el tiempo que está allí reina el absoluto silencio, recién ahora si llamo me atiende el teléfono. Pero he pasado años, siendo mi hijo un bebé, que no me atendía el teléfono, por no decir que nunca supe donde residía mi hijo  los días que no estaba en casa. Su padre ha cambiado de residencia alrededor de 5 veces en 6 años.

Realmente creen que la custodia compartida debe ser una medida para aplicar sin más?.

Repito que hay parejas, padres y madres que lo dan todo, que están junto a su hijo y apoyándose unos a otros,  en pos de su hijo. Por supuesto que la custodia compartida es una medida justa y favorable en estos casos.

Pero no todos son así y el niño debe estar por delante de los egoísmos personales. De un ahorro en una pensión. De tapar un vacío existencial, de vengarte del otro por no asumir el divorcio, por ira hacia el otro que logró ser feliz a pesar de todos los palos en la rueda, sin importar que esos palos también afectaban a su hijo.

No señores, la custodia compartida no debe ser una medida tomada a la ligera. Estamos hablando de una sentencia que puede llegar a sentenciar (valga la redundancia),  el futuro equilibrio mental y emocional de un menor y marcarlo de por vida.

 Aconsejo a los matrimonios con hijos,  que antes de divorciarse, utilicen la cabeza, recuerden el amor que los unió y todas las herramientas psicológicas de apoyo al alcance (terapia, mediación),  para recuperar la familia, de tal vez un bache o crisis existencial personal, o por la llegada de un hijo.

Que se asesoren, que dejen de lado el ego, sepan perdonar y se alejen de los amigos que solo están para el aplauso. Están tomando un decisión muy seria.

consecuencias

Porque un divorcio con hijos,  no es un papel o un conjunto de medidas, está en juego tu hijo,  y quien ama a su hijo por encima de todo, su primer lucha debe ser preservar la unidad familiar. Hablamos de matrimonios evidentemente sin violencia ni física, ni psicológica, vejaciones, sometimientos, etc.

Y si aún así, te divorcias, recuerda que esa persona que convivió contigo tantos años, estará formando parte de tu vida siempre, porque los une lo más importante entre ambos:  un hijo.