Con el titular en relación con la desafortunada muerte de la policía de Vigo, se reabre la herida sobre el machismo cultural en nuestra sociedad.

 Machismo cultural

Hace pocos días en un grupo de Facebook de mujeres,  lancé esta pregunta: Las mujeres como educadoras, somos responsables del machismo?. La respuesta mayoritaria ha sido no.

Estoy convencida de que sí somos responsables, transmitiendo el machismo cultural.

Machismo cultural

Cuantas madres aún siguen siendo mujeres al servicio del hombre?. Cuántas veces has escuchado en tu vida hombres (con sus orgullosas y silenciosas mujeres colgadas de sus brazos),  diciendo, “a mi mujer no la cambio por nadie, buena cocinera, ama de casa y madre”. En resumen, buen personal de servicio a cambio de una palmadita en la espalda y en el fondo,  auténtico desprecio. Si quieren una mujer, van a un puti club y la compran por horas. Esas madres educan hijos varones, dentro del mismo patrón. Crían hijos que piensan que las mujeres están a su servicio,  como su madre y las putas que paga su padre. Tratando a todas las mujeres por igual, menospreciando nuestra inteligencia y capacidades.

Porqué las mujeres aceptan esto?. Conformismo, ignorancia, dependencia emocional o psicológica?. También puede ser capacidad de aguante,  les resulta más cómodo que ser dueña de su propia existencia y hacedoras de su destino.

Muchas veces escuché con resignación decir a algunas mujeres: “en un mundo machista y con desigualdad, yo quiero un tío que me mantenga”.  Esta mujer florero, por lo menos eligió y lo manifiesta, es consciente de su elección y el precio que le costará. Las demás,  corderos que desconocen o prefieren desconocer el mundo en el que habitan, con sus grandes miserias e inmensas bellezas por descubrir.

Pero no está todo perdido, ha dejado de ser la palabra feminismo un insulto, hemos empezado a elevar nuestra voz, hemos silenciado por vergüenza a los machistas, que se encuentran agazapados.

Hay mucho por hacer, desde mi humilde espacio, evoco por erradicar el demoníaco machismo cultural.

También puede interesarte: